Tribuna Campeche

Diario Independiente

Acusan a Brad Pitt de vender casas defectuosas

Da click para más información

CIUDAD DE MÉXICO.- “Katrina” fue uno de los eventos meteorológicos más devastadores para Estados Unidos, y es que no sólo cobró la vida de más de mil 800 personas, también dejó daños por más 125 mil millones de dólares.

En 2005, cuando tocó las costas estadunidenses, miles de ciudadanos y famosos, entre ellos Brad Pitt, se unieron para apoyar a las familias que desgraciadamente perdieron todo su patrimonio.

Sin embargo, el actor está pasando de héroe a villano, luego de que fuera acusado de hacer ‘’promesas incumplidas’’ a las víctimas de “Katrina”, a quienes se comprometió a ayudar tras recaudar millones de dólares a través de su fundación “Make It Right” después de la devastación.

En su momento, el ganador del Óscar destacó que el dinero sería utilizado para construir nuevas viviendas sustentables, capaces de resistir las tormentas; pero, al parecer, esto está muy lejos de la realidad.

Y es que más de una centena de las personas que adquirieron esas viviendas están demandando al histrión de 58 años, ya que éstas fueron diseñadas de manera deficiente antes de ser vendidas, lo que provocó una infestación de moho y termitas, además de signos de descomposición prematura: ‘’Desafortunadamente, lo que obtuvieron es un montón de promesas incumplidas… viviendo en casas podridas que deberían ser derribadas hasta los cimientos y empezar de nuevo’’, dijo  Ron Austin, abogado de las víctimas.

Austin también destacó que desafortunadamente sus clientes creyeron en las promesas malintencionadas de Pitt y ahora se sienten engañados: ‘’Creyeron en él. Creyeron en el sueño que se les vendió’’, agregó.

Desafortunadamente, estas personas no han podido pedir el reembolso de los 150 mil dólares que desembolsaron por las viviendas, ya que las oficinas de la fundación han cerrado: ‘’Muchas promesas de regresar y arreglar las casas que inicialmente le vendió a estas personas y no lo han hecho’’, afirmó el abogado. ‘’Desafortunadamente, no hay a dónde ir. Brad Pitt y la fundación han cerrado sus oficinas’’, finalizó.