Tribuna Campeche

Diario Independiente

No acaban problemas para Heard

Da click para más información

Una salida es tomar un acuerdo para limpiar la imagen de Deep

ESTADOS UNIDOS (Agencias).— La batalla legal entre Johnny Depp y Amber Heard llegó a su fin el pasado uno de junio, tras más de un mes de desconcertantes testimonios y secretos de una relación matrimonial turbia.

El jurado dio la razón al protagonista de la icónica saga “Piratas del Caribe” y a su equipo de abogados, cuando fallaron a su favor en el juicio por difamación contra su ex pareja.

Después de tres días de deliberación, el jurado determinó el miércoles que la actriz deberá pagar poco más de 10 millones por daños y otros 5 millones en concepto de multa, aunque la jueza del condado de Virginia, EU, Penney Azcarate, rebajó esta última cantidad.

En su demanda inicial Depp reclamaba 50 millones de dólares por el artículo difamatorio publicado en 2018 en el diario “The Washington Post”, en el que Heard aseguró, sin mencionar el nombre del actor, que era víctima de abuso doméstico, hecho que afectó a Depp tras perder una serie de contratos laborales.

Sin embargo, tras el fallo en contra la defensora legal de Amber Heard, Elaine Bredehoft, un día después del veredicto final, compartió en una entrevista para “Today”, de NBC, que la expareja de Depp no tenía el capital para pagar la suma total señalada por parte del jurado: “Absolutamente no”, remarcó.

Dichas declaraciones causaron todavía más revuelo y muchos se preguntaban cuáles serían los nuevos conflictos legales a los que se enfrentaría Amber Heard. Por ello, la revista “People” tuvo la oportunidad de hablar con una experta en la materia, la renombrada analista estadunidense Emily D. Baker.