Tribuna Campeche

Diario Independiente

Guns N’ Roses y Billy Idol encienden a mexicanos

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— En una noche helada, sólo faltaban Billy Idol, que llegó para subir la energía, y Guns N’ Roses, para llevar al éxtasis a los fans de la última jornada del Hell and Heaven.
El músico de 67 años hizo que los entumecidos fans entraran en calor tan sólo al escuchar éxitos como “Dancing with myself”.
A las 19:21 horas el anfitrión llegó al Heaven Stage, nueve minutos antes de lo programado, por lo que a los presentes les tomó por sorpresa y muchos corrieron a verlo.
“¡Viva México! Vamos, bailen”, fueron las primeras palabras que expresó el músico quien vistió en un principio con chaqueta negra sin playera.
“Es fantástico estar aquí, yeah”, expresó el cantante.
Las bajas temperaturas parecían no importarle al intérprete, quien en todo momento se desplazó por el escenario, después con una playera que al poco rato se quitó y la lanzó a sus prendidos fans.


Un espectáculo de fuegos artificiales acompañó el espectáculo de Idol, quien en ocasiones emitía algunas palabras en español y en otras invitaba a todos a hacer una porra: “Olé, olé, olé, olé”.
Luego llegó Guns N´ Roses, con una hora de retraso que angustió a los asistentes que temían una cancelación.
“¡Toluca, Ciudad de México!”, gritó Axl Rose al comienzo.
“Hola, muchachos”, pronunció en español el vocalista lo que provocó el griterío de sus admiradores, antes de que Slash deleitara con un solo de su guitarra e interpretaran la batería de hits que tenían preparada para la fría noche.

PARA TODOS LOS GUSTOS
Fue una jornada intensa, para todos los gustos. En un Foro Pegaso que comenzó cobijado por algunos rayos del sol y melómanos de todas las edades, arrancó con la potencia y ritmo de la banda argentina Rata Blanca.


“¡México!” fue el grito con el que Adrián Barilari, líder de la agrupación, saludó a los fans para después entregarles un espectáculo de poco más de 40 minutos.
Tanto en la zona VIP, como en el área general, la agrupación sudamericana puso a bailar a sus seguidores con canciones como “Mujer amante”, “Sólo para amarte” y “Cuando la luz oscurece”, que formaron parte del setlist.
Con una playera negra el anfitrión lució su potente voz en esta presentación, mientras los fuertes ritmos de la batería y los riffs de la guitarra eléctrica ambientaron esta fiesta metalera.
Mientras se oscurecía, cantaban “Talismán”, “El reino olvidado” y “Volviendo a casa”, entre otros clásicos que resonaron en lugar.
Al terminar le cedieron el espacio a la banda estadunidense Machine head que con todas sus canciones hizo vibrar al público mexicano, gracias a sus intensos ritmos que acompañaban con juegos de luces que se movían rápido y se pintaban de diferentes colores.
“¡Todo el mundo grite! Hagan mucho ruido, salud ¿se sienten bien hoy?”, señaló la banda de groove metal que nació en 1991 y que cantó piezas como “Imperium”, “Now we die” y “Game over”, en los que la guitarra eléctrica tuvo mucho protagonismo.
Muchos fans prefirieron apartar su lugar hasta el frente de los escenarios principales en donde más tarde cantarían Billy Idol y Gun N´ Roses.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!