Tribuna Campeche

Diario Independiente

En las Tripas del Jaguar: 08 de Noviembre de 2022

Da click para más información

FALSIFICADORA FALSIFICADA. En la columna Frentes Políticos del periódico Excélsior del pasado jueves 3 de noviembre, aparece el comentario sobre la sopa de su propio chocolate que tragó la gobernadora de Campeche en sus redes sociales. El texto abreviado va así:

“La gobernadora de Campeche, Layda Sansores, denunció que circula una cuenta falsa a su nombre en Facebook… Lo sarcástico es que ella misma hizo circular audios en los que presuntamente revelaba actos de corrupción con empresarios, pero la agencia de noticias Reuters verificó que al menos dos materiales estaban editados. Entonces, ¿de qué se queja?”

Las pláticas de WhatsApp que ha exhibido, al igual que algunos audios, también se comprobó que fueron editadas. La señora creó una controversia basada en material falso. Mintió a su auditorio, al igual que miente cada vez que abre su bocota saturada de bótox. No tiene remedio.

 

REPRESORA REPRIMIDA. En la edición del periódico capitalino La Razón de ese mismo día, en su sección titulada Rozones, dan puntual seguimiento a la confrontación abierta por Layda Sansores contra el senador Ricardo Monreal.

“…Alejandro Rojas Díaz Durán… reviró a la gobernadora de Campeche… ‘como el jaguar se escondió, se pospone la incursión… a la próxima semana…’. Lo mejor es que se le va a poner peor a la Reina del Cash, como se refiere a la mandataria morenista, pues asegura que compró terrenos en efectivo…”.

¿Acaso esperaba la irredenta e irrebruta gobernadora que nadie le contestara sus ocurrencias y mentiras? ¿Por qué? ¿Por estar vieja? ¿Por ser mujer? Ella puso las condiciones, y ahora tiene que aguantar las consecuencias. Ojo por ojo, y diente por diente.

 

MULTIMILLONARIA GOBERNADORA. Hemos comentado en este espacio del vergonzoso papel de perra mordelona que decidió desempeñar la gobernadora para “ayudar” a su candidata Claudia. Sobre ese mismo tema, Alfonso Zárate escribió su artículo “Layda, de que la perra es brava…”, publicado en El Universal el jueves 3 de noviembre, parte del cual comenta:

“Parece evidente que López Obrador tiene candidata y es la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quizás con esa convicción se perfila “la cargada”: los consejeros áulicos del Presidente… se suman a Claudia y también lo hacen legisladores y gobernadores, como Layda Sansores…

Dice el refrán que “cuando la perra es brava hasta a los de casa muerde” y eso está haciendo Layda: mordiendo a los de casa. Un golpeteo innecesario y torpe, porque, aunque Monreal no tenga forma de convencer al Presidente de que lo escoja, sí puede ser un adversario fastidioso porque no está manco y tiene con qué torpedear a la consentida del profesor y al propio Presidente.

Layda Sansores porta los genes de su padre, Carlos Sansores Pérez, El Negro, cuya corrupción era famosa en la década de los 70 del siglo pasado. En aquellos años se decía: “Sansores no es de Campeche; Campeche es de Sansores” y, por cierto, Alejandro Rojas Díaz Durán, uno de los operadores de Monreal, ha divulgado el patrimonio inmobiliario de Layda y su familia, que alcanza proporciones de escándalo”.

Lo increíble es que la multimillonaria gobernadora salga a cacarear que trabaja para los pobres. ¿Con qué calidad moral? El cinismo en su máxima expresión.