Tribuna Campeche

Diario Independiente

En las Tripas del Jaguar: 26 de Noviembre de 2022

Da click para más información

OLVIDÓ SU PASADO. ¡Que chinguen a su madre los que nos dejaron en esta pobreza!, gritó la multimillonaria gobernadora Sansores al inaugurar el XXII Encuentro Nacional de Alimentación y Desarrollo Comunitario. El asombro entre el público no podía ser mayor. Unos a otros se vieron las caras. Ella y su familia llevan más de 60 años viviendo de ese Gobierno al que hoy maldicen.

Con cientos de propiedades a nombre de ella y de sus familiares, entre las cuales se enlistan su Casa Blanca y la mansión con kilómetros de playa y muelle de San Lorenzo, y tras 20 años como legisladora federal en los cuales jamás exigió nada para Campeche, es la menos indicada para venir a señalar culpables, porque es una de las responsables de esa pobreza que hoy se observa en la entidad. Y sí, en concordancia, también puede ir a molestar a su progenitora.

 

JUSTICIA ESTÉRIL. La columna Pepe Grillo publicada el jueves 24 de noviembre en La Crónica de Hoy, con el título “Layda en el pantano“, comenta las violaciones a la ley que reiteradamente realiza la casi octogenaria gobernadora Sansores, que cada semana presume tener calidad moral .

“El plumaje de la gobernadora Layda Sansores es de los que mancha al pantano por el que pasa. Tal parece que disfruta estar en la ciénega de la política haciéndole el trabajo sucio a los de arriba. El Tribunal Electoral le ordenó a Sansores disculparse públicamente por incurrir en violencia política de género contra legisladoras priístas.

No sólo eso, la gobernadora también decidió ignorar el amparo que protege al senador Monreal contra la difusión de material obtenido ilegalmente. Todo porque la mandataria de Campeche ha hecho suyo el apotegma aquel de ‘No me vengan con que la ley es la ley’.

No es que la mandataria estatal haya cambiado, el escándalo ha sido siempre su línea de acción. Si ya saben como es, para que la hacen gobernadora.” Habrá que preguntar al Presidente cuando venga, pues nunca se había visto tanta impunidad ante tanta violación a la justicia”.

 

AL CARAJO LOS JUECES. Los Frentes Políticos de Excélsior publicados ese mismo día también comentan el desacato de la gobernadora Sansores a las órdenes de los jueces, sobre lo cual ella misma presumió en su programa semanal que goza de fuero y no le pueden hacer nada.

“No es broma. Hace una semana, Ricardo Monreal dio a conocer que un juez federal le concedió una suspensión definitiva a su favor de la difusión de audios obtenidos ilegalmente por parte de la gobernadora de Campeche, Layda Sansores. Ayer denunció por segunda ocasión ante un juez federal a Sansores, por violar una suspensión que le ordenaba no difundir en redes sociales ataques en su contra.

La mandataria, a pesar de las órdenes judiciales, sigue empecinada en no atenderlas, y nuevamente lanzó ataques contra Monreal al difundir presuntos diálogos de WhatsApp. Si las autoridades no se toman en serio este asunto, el nivel del enfrentamiento crecerá. No olviden, el hilo se rompe por lo más delgado. Ojo”.

La pregunta debería ser, ¿cuántas veces tiene que violar la ley la señora antes de que la pongan en su lugar? Porque el antecedente que crea al desacatar las órdenes de los jueces debería crear jurisprudencia, para que todos los ciudadanos también podamos mandarlos al carajo y gozar de esa misma impunidad.