Tribuna Campeche

Diario Independiente

En las Tripas del Jaguar: 01 de Diciembre de 2022

Da click para más información

MILLONARIO ACARREO. Más de 50 autobuses fueron rentados para acarrear de ida y vuelta a dos mil 500 morenistas, para asistir a la marcha del ego del presidente Andrés Manuel López Obrador. La transportación, el hospedaje, los desayunos, las comidas, las cenas y la gratificación debieron costar cuando menos tres mil pesos por chairo.

A ese millonario acarreo de chairos de segunda, hay que sumar los boletos de avión, viáticos y hospedajes de los morenistas fifís de primera, que gozan de estatus especial y consentido. Esos, para no desgastarse en carretera, contaron con boleto de avión, hotel de lujo y comidas en reconocidos restaurantes.

¿De dónde salieron tantos millones para costear el capricho político del tabasqueño? La secretaria de la Contraloría, la poblana María Eugenia Enríquez Reyes —con Maestría y Doctorante en Anticorrupción—, será la indicada para aclarar el embrollo. A menos, claro, que haya estudiado lo que no pensaba ejercer.

 

ENTRE CHAIROS Y FIFÍS. Por cierto, que la casi octogenaria gobernadora presumió en redes sociales fotos de su “participación” en la marcha del ego, pero ¿a quién pretende engañar? Si aquí no asiste a sus caravanas del jaguar por las limitaciones físicas que su edad le impone, y sólo baja 15 minutos de su lujosa Suburban, sujetada por numerosos guaruras, choferes y asistentes para no caerse y tomarse fotografías, ¿iba a caminar los cuatro kilómetros del recorrido?

Claro que no. Ella es una multimillonaria fifí, y como tal bajó a tomarse fotos en alguno de los puntos de reunión —con toda su corte de seguridad y su perpetuo sirvientito Arturo Moo Cahuich, que funge como senador sustituto del chiapaneco Aníbal Ostoa Ortega—, y después se fue al Zócalo a esperar que llegara su gurú a leer su informe de cuatro años de fracasos, torpezas y divisionismo. A diferencia de los chairos asistentes, las fotos de la gobernadora no exhiben ni media gota de sudor en el rostro.

 

NI EN CDMX LA QUIEREN. Los Frentes Políticos publicados por Excélsior el pasado martes 29 de noviembre, bajo el titular “Avasallada”, dejan claro que a la gobernadora Sansores no la quieren en ninguna de las cámaras legislativas, y que al paso que va, será el mejor ejemplo del delincuente con fuero. Señala.

“Esta semana la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, no pudo detener su caída. A través de una declaración conjunta, firmada por 170 legisladoras y legisladores, diputadas y diputados de Morena, PRI, PAN, PRD y MC, condenaron los ataques contra el coordinador de senadores de Morena, Ricardo Monreal.

‘No aceptamos agresiones contra ninguno de los senadores de la República ni de los diputados que representan la pluralidad de la Nación. Repudiamos tanto los métodos como los dichos de la gobernadora. Nos parece inaceptable que intervenga y altere comunicaciones privadas y que desde el poder haga uso de ellas para denostar a ciudadanos’. Persecución, acoso, restricciones del juez y la señora sigue pensando que hace bien”. ¡Qué madriza!

 

ENTRE AMOR Y ODIO. Resultó contradictorio ver la nueva campaña de promoción turística “Campeche, puro amor” en las redes sociales, de una gobernadora que vive peleando con quien puede y protagoniza un programa semanal en el cual predomina el discurso de odio y polarización. Tan contradictorio como ver a una vieja pelirroja bruja de halloween promocionando amor en vísperas de Navidad.