Tribuna Campeche

Diario Independiente

En las Tripas del Jaguar: 06 de Diciembre de 2022

Da click para más información

PRESUNTO GOLPEADOR. El rector del Instituto Tecnológico Superior de Champotón (Itescham), Bismarck Richaud Coral, informó en sus redes sociales que asistió a la lectura de textos literarios sobre temas de machismo, hostigamiento y violencia de género impartidas por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. ¿Y habrá aprendido algo?

Aseguran quienes lo conocen, que de su esposa AHB se divorció en 2015, porque eran continuos sus maltratos y agresiones. Y no trascendieron más sus abusos, porque la familia intervino y amenazó con denunciarlo. En 2018 no tuvo la misma suerte, pues si su noviazgo con LHG terminó por sus agresiones y abusos, para que cesara su acoso lo tuvieron que denunciar. Incluso un juez otorgó una orden de restricción.

Y precisamente porque la gobernadora pondera y promueve los derechos de las mujeres, resulta extraordinariamente contradictorio que haya designado a un presunto golpeador para encabezar el Itescham. Según se ve, el pájaro canta aunque la rama cruja.

 

QUE SÍ HAY DESVÍOS. Confirman quienes trabajaron de cerca con Karla Gelisle Sánchez en la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e Infraestructura, que les impresionó la voracidad con la que llegó a saquear el presupuesto, y que dejó sin comprobar al menos 28 millones de pesos.

Además asignaba obras a su antojo, utilizaba factureras para desviar recursos a su cargo —igual a la conducta de la comandanta guanajuatense Marcela Muñoz Martínez en la Secretaría de Seguridad Pública—. El colmo fue cuando la agarraron en la “robadera” cargando consumos de vales de gasolina a unidades que ya habían sido dadas de baja en la misma Seduopi.

Es inexplicable que si la gobernadora prometió acabar con la corrupción, lejos de obligarla a “devolver al pueblo lo robado”, la encubra y le otorgue otro cargo. ¿Hubo complicidad en el robo? ¿Hay familiares de Sansores involucrados en los desvíos, y por eso no investigan?

Lo cierto es que el personal de Sedetuop trabaja más tranquilo tras la inmediata remoción de Karla Gelisle. Unos dicen que “en su prisa por beneficiarse se peleó con el personal y con los constructores”, mientras otros aseguran que “en esa sillita de ruedas iba un demonio”.

 

DISFRUTE SU NAVIDAD. Que la economía del país irá de mal a peor el año entrante. El Banco de México anticipa una reducción en el Producto Interno Bruto, y que el problema inflacionario tardará cuando menos dos años más en ser controlado.

Previendo la estrechez económica que se avecina, gobernadores y alcaldes aplican alzas a impuestos estatales y municipales —Impuesto Sobre Nómina, Impuesto de Exportación de Bienes o Servicios, Impuesto Predial, Impuesto Ecológico, Impuesto por Reemplacamiento, etc.—, sin importarles que no son tiempos de exprimir más los bolsillos de los ciudadanos.

Las alzas tributarias están siendo aprobadas en los congresos locales y cabildos, y se impondrán en todos los Estados y Municipios, como ya pasa en Campeche, con Layda Sansores, que busca cobrar reemplacamiento adelantándose a un 2023 que se espera complicado y en el que las perspectivas económicas no son favorables.

Y mientras los campechanos tienen que espulgar de qué satisfactores privarse para completar el gasto de sus hogares, la administración sansorista resolverá su problema inflacionario obligando a todos a comprar nuevas placas. ¿No qué primero los pobres? ¡Toma tu Champotón!