Tribuna Campeche

Diario Independiente

En las Tripas del Jaguar: 14 de Diciembre de 2022

Da click para más información

DESCARADA LAMEBOTAS. Las adulaciones, los halagos y las lisonjas exhibidas por la gobernadora Layda Sansores San Román durante la pasada gira presidencial, confirman que su servilismo y sumisión a su líder están por encima de los intereses de Campeche.

Analicemos un par de los halagos que le dedicó Sansores: “Andrés Manuel, eres de otra dimensión política desconocida…” Y si es desconocida esa dimensión política, ¿cómo sabe que es de ahí? ¿Consumió hongos alucinógenos? De político su gurú no tiene nada. Por ejemplo, con su reforma electoral se quiso imponer sin escuchar a sus contrapartes.

—“Me conmueve tu empeño por desanudar la pobreza…” ¿La pobreza tiene nudos? ¿Marinos o gordianos? ¿Y cómo lo sabe quien nació millonaria? Si su adulación pretendía resaltar el intento presidencial de reducir la pobreza, se equivocó rotundamente. Los pobres aumentaron de 52 millones en 2018 a 59 millones en 2022, según cifras de la CEPAL. O sea, fracasó.

Lamentable servilismo, a grado tal que no dudó en asumir la responsabilidad histórica de hundir económicamente a la isla del Carmen, al patear el traslado de las oficinas de Pemex con la excusa de que “no se tiene la infraestructura”. ¿Y para el Tren Maya sí la hay?

 

FANTASIOSAS ALUSIONES. Pero las adulaciones estaban lejos de terminar. La gobernadora se deshizo en halagos, buscando inmortalizar al Presidente, como si en verdad tuviéramos algo que agradecerle que haya hecho ya por Campeche, porque a la vista no hay nada.

“Darle salud hasta al más humilde, sin importar si tienes seguro o papeles…” Se ve que nunca va al IMSS o al Issste, que no atiende ni a sus derechohabientes, que tienen que pagar estudios y medicamentos ante el desabasto y la desatención que persiste desde que inició esta 4T. Peor están los centros de salud.

“Lo que estás haciendo tiene resonancias profundas en el tiempo…”. Tiene razón, pero en reversa mami, porque pasarán décadas para reparar los incuantificables daños económicos y sociales que heredará el viejito.

“No has medido hasta donde llegas Andrés Manuel…” ¿Y ella sí? ¿Cómo? ¿Le dieron su tope de chivo?

“Un buen cuadro no lo puedes ver de cerca, lo vas a apreciar en la perspectiva histórica…”. No hay que ir tan lejos para este cuadro sangriento: Los asesinatos y las desapariciones han roto récords en este sexenio, en que la política de “abrazos, no balazos”, confirmó la complicidad de él y su Gobierno con los narcos.

“El mejor Presidente, el más querido en la historia de México…”. ¿Acaso viajó en el tiempo? ¿Otra vez problema con los hongos? ¿Pensará las cosas que dice o tendrá la lengua conectada al trasero? ¿Quién creerá que le cree tantas mentiras?

 

DE LOS MÁS CORRUPTOS DEL MUNDO. La columna de Enrique Aranda publicada en Excélsior el pasado 4 de diciembre, bajo el título “Combate a la corrupción, otro fracaso…”, confirma que una de las principales promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador se ha convertido en uno de sus peores lastres.

“…el combate a la corrupción… es ya, otro de los grandes fracasos de la administración del tabasqueño, como evidencia en múltiples denuncias y las más recientes mediciones realizadas sobre el particular a nivel mundial… en el más reciente Índice Global de Estado de Derecho del World Justice Project… México se ubica en el sótano… entre los 140 países considerados, sólo arriba de Bolivia, Haití, Gabón, Camerún, Camboya y el Congo”. ¿El Presidente tendrá otros datos?