Tribuna Campeche

Diario Independiente

En las Tripas del Jaguar: 20 de Diciembre de 2022

Da click para más información

MILLONARIO DISPENDIO. ¿Dónde quedó la austeridad franciscana que predica la gobernadora, que cada martes llora que no tiene dinero? Preguntamos, porque mientras se niega a apoyar a los campesinos con sistemas de riego, el fiscal Renato Sales Heredia tiró la casa por la ventana en una millonaria posada.

No escatimó en gastos. Rentó el Centro de Convenciones, que adornó con elegantes mesas, sillas, vajillas con porta platos, manteles y servilletas. Contrató a la Sonora Dinamita para animar su fiesta y sirvió finas viandas acompañadas de espirituosas y gaseosas bebidas.

El evento llegó a su clímax con la espléndida rifa de motocicletas, bicicletas, televisiones, refrigeradores, estufas y electrodomésticos. Sin embargo, las fotos digitales del “equipo Renato” acusaban falta de ánimo y compromiso. Se estima que el guateque con espectáculo costó más de tres millones de pesos. Quién le autorizó tal dispendio que dejó claro quiénes son sus consentidos.

 

CON MENOS HIZO MÁS. A pesar de tener bajo su responsabilidad la conducción y administración de la enorme Secretaría de Educación, que maneja casi el 40 por ciento del presupuesto anual del Estado, a Raúl Aarón Pozos Lanz no le autorizaron el mismo dispendio de recursos que al fiscal.

Sin embargo, el gran número de seguidores que acumula hizo inevitable que su posada no tuviera tinte político. El anfitrión dio campechana bienvenida a los asistentes junto con su “equipo pesado”, que con discretos abrazos, sonrisas y arrumacos reafirmaban el compromiso de llevarlo al cuarto piso.

Colocó un templete para fotografía a la entrada, donde se retrató con todos los invitados. Tras el letrero que decía “La Gran Familia morena” se tomaron cientos de imágenes digitales, las cuales enviaban a los celulares de los presentes para difundir en redes sociales.

En la mesa del presídium flanquearon a Raúl Aarón el coordinador del proyecto pocista, Aníbal Ostoa Ortega; el presidente estatal de Morena, Erick Reyes León, y su cuñado David Aranda Salas. El evento austero fue abundante en calidez.

Los mil invitados disfrutaron una comilona regional con chicharrón y frijol refrito con totopos, a la que siguieron los tacos de lechón y relleno negro aderezados con cebolla curtida y picoso chile habanero. Para bajar el bocado corrieron frías cervezas y refrescos, que al calor de la música fluyeron sin freno. Luego llegó el esperado mensaje navideño, al cual le siguieron interminables porras de ¡gobernador! ¡gobernador! ¡gobernador!

 

COSTO-BENEFICIO. Si bien la comida, bebidas, música, servicio de meseros y renta del local del Magisterio de la posada de Pozos Lanz tuvo una erogación calculada en 500 mil pesos, en términos políticos, el evento fue mucho más fructífero y redituable que el millonario dispendio del fiscal Renato Sales Heredia, al que no quieren ni sus vecinos.

Si hay un candidato con peso político dentro de Morena, ese es Raúl Pozos, que no pierde oportunidad de caminar y estar un paso adelante, lo cual cae como anillo al dedo a ese partido. Más ahora que la gobernadora Sansores ha desacreditado, desprestigiado y hundido en el fango de la corrupción a su Gobierno.