Tribuna Campeche

Diario Independiente

En las Tripas del Jaguar: 28 de Enero de 2023

LE TOCA TRAGAR PINOLE. Tras más de seis meses exhibiendo ilegales conversaciones orales y escritas de rivales políticos, amigos incómodos y personajes públicos, ahora le tocó a la gobernadora Sansores ver sus conversaciones publicadas en la revista Proceso. A lo mejor a ellos también les entregaron un sobre anónimo y sintieron el deber moral y ético de hacerlas públicas.

Bien dice el dicho que quien tiene más saliva, traga más pinole… sobre todo cuando se tiene una lengua larga y una boca enorme. Los chats divulgados exhiben la complicidad, carencia de ética y desfachatez de la gobernante, sus familiares y del hoy fiscal general del Estado, que incurrieron en espionaje ilegal de conversaciones privadas y desvíos de recursos estatales para la campaña morenista.

Quien presumía de moral, dignidad, compromiso y rectitud resultó ser una ambiciosa y corrupta espía. Falta ver en qué termina esta larga historia de espionajes y traiciones. ¿Los demandará también por daño moral? Y si ese fuera el caso, ¿cómo podría ser dañada la moral de alguien que carece de ella? ¡Que dilema!

SESO, UN GRAN TRAIDOR. Fueron muchos los años de frustración del sobrino de la gobernadora, Gerardo Sánchez Sansores, mejor conocido como Seso Loco. En su mejor momento recibía una iguala mensual de 70 mil pesos del Gobierno de Fernando Ortega Bernés, por publicaciones oficiales en su intrascendente página de Internet.

Y mientras trabajaba para Ortega, bajo el agua manejaba las redes sociales y promoción de imagen de Alejandro Moreno Cárdenas, tarea que éste le pagó con creces cuando llegó a gobernador en 2015. Los años de estrechez económica acabaron a partir de ese momento para Seso Loco, quien al igual que lo hizo con Ortega, no dudó en traicionar a Moreno para posicionar a su tía. Gallina que come huevo, aunque le quemen el pico.

Hoy las publicaciones de los chats de Layda dejan claro que fue Seso Loco quien traicionó y recabó material para perjudicar la carrera política de Moreno Cárdenas. Que con Renato Sales Heredia operó un centro de espionaje ilegal desde el cual intervino los teléfonos y las vidas de muchos campechanos. “No te preocupes tía, estoy preparando un santo vergazo. Tú sabes cómo operamos nosotros”. Sí, ya se vio. Carecen de principios.

EL DESVÍO DE RECURSOS. Lo más relevante de los chats publicados por Proceso es la confirmación de que fue la entonces secretaria de Finanzas y esposa del Seso Loco, América del Carmen Azar Pérez, quien personalmente desvió recursos estatales para financiar la campaña política de su tía Layda Elena.

Tras haber vivido de un sueldo de ejecutiva bancaria toda su vida, que rondaba los 15 mil pesos mensuales, América Azar Pérez se sacó la lotería al ser designada secretaria de Finanzas por Alejandro Moreno Cárdenas. La suerte finalmente le hacía justicia y no desaprovechó su oportunidad, ni siquiera para promoverse un sexenio más traicionando a su patrón. Así lo confirmó su esposo:

“Hasta América que es muy atarantada, se lo chingaba cada vez que podía, haciéndole procesar salidas que iban para el cochinito. Nunca se dio cuenta que él nos financiaría parte de la campaña…”. ¿Está bien así, o más claro? Bola de descastados cínicos.