Inicio»Carnaval 2015»Mario Sánchez, estilizando la tradición

Mario Sánchez, estilizando la tradición

0
Compartidos
Google+

Con la frase “En el Carnaval no hay nada escrito, todo es válido y debemos regresar al origen festivo y popular”, Mario Sánchez, maquillista, estilista e importante diseñador en la tradición más importante del Estado, hace una semblanza de su experiencia intentado aportar lo mejor de su trabajo a esta magna celebración.

El Carnaval de Campeche, más que una tradición, es cultura, ya que reúne a la población bajo un mismo fin, dando pauta a la convivencia y el establecimiento de comportamientos, hábitos y costumbres, define Mario a esta fiesta con más de 400 años de antigüedad.

Señala que después de 20 años de trabajo como diseñador de imagen, ha maquillado y vestido a más de 50 embajadoras y reinas de fiestas tradicionales de la capital y del interior del Estado.

Asegura que aunque en su infancia siempre participó como espectador, fue hasta su adolescencia y años de estudiante de preparatoria, cuando tuvo su primer acercamiento como diseñador de vestuario e imagen.

“La primera que arreglo profesionalmente es Geraldina López Nah en 1994, una niña de Champotón, fue reina del Carnaval de Campeche, yo era estudiante de preparatoria, y a partir de esa fecha entro por la puerta grande a esta celebración, y ya han pasado 20 años”, recordó con emoción el diseñador.

A partir de esa fecha, las soberanas de diversas fiestas fueron depositando su confianza en Mario, quien a través de novedosos peinados y delicados maquillajes fue forjando un camino de éxito y popularidad.

“Claro que he cometido mis errores, afortunadamente, aprendo rápido. Recuerdo a una reina de San Román, que por compromisos personales no llegaba su corona. Tenía la presión del secretario del Ayuntamiento apurándonos, el papá de la joven molesto; se armó el borlote, llegamos tardísimo, la coronación era a las ocho y a esa hora aún la estábamos peinando”, comentó.

De esta situación aprendió su lección, y ahora prepara con anticipación cada detalle del arreglo de alguna soberana o embajadora, pues los nervios, la tensión y el estrés de los minutos previos a la presentación son los más difíciles.

 

TRABAJOS ÚNICOS

Con tantas soberanas en su haber como maquillista, Mario ha atendido a mujeres de diferentes edades, sin embargo considera cada trabajo único y especial, pues asegura que cada representante tiene su estilo, carisma, talento y belleza.

“He arreglado desde reinas infantiles hasta adultas mayores, pero con la que más me gustó trabajar fue con Maryory Trejo Flores, es encantadora, se dejaba guiar, ella sería mi carta de presentación”, comentó.

Recordando el Carnaval en sus últimas ediciones y con base a su experiencia, el diseñador lamenta el avance dispar que ha tenido la fiesta, pues asegura que mientras los festejos avanzan en unos puntos, retroceden en otros.

Lamentó que la preocupación de las reinas por hacer un buen papel, por preparar grandes espectáculos y por dar a la fiesta lo que por naturaleza exige: calidad, provoque que los soberanos desborden pesadumbre y actitud elitista, que no dan ejemplo de diversión ni convivencia con el pueblo campechano.

“Creo que el Carnaval ha crecido y se ha vuelto una fiesta moderna y más ostentosa. He visto reyes y reinas que no participan en toda la celebración, y se preocupan más por su atuendo, su maquillaje y su comparsa. Pero después de la coronación desaparecen, y se supone que ellos son los responsables de alegrar la fiesta. Les falta compromiso”, recalcó.

 

A DISFRUTAR LA FIESTA

El también comisario del poblado de Samulá, pide la participación activa de todos los campechanos para retomar el origen festivo y popular del Carnaval, en el que se divierten todos sin distinción de clases.

“Hace falta dejar el elitismo y ser más populares, integrar al pueblo. Creo que es válido probar de todo, que sea gente diferente, jóvenes, adultos, gorditos. El Carnaval no debe tener nada escrito, debe ser variado, vivo, darnos oportunidad de todo, siempre que sea para bien”, indicó.

Y así, comprometido como campechano con la fiesta, con la tradición, con el Carnaval y como él mismo, asegura seguir de manera firme en esta festividad, no sólo participando con su trabajo, sino como promotor de esta tradición.

“A lo largo de mi participación en esta maravillosa fiesta ya llevo 15 premios y numerosas nominaciones, pero el que más me ha gustado fue la mención honorifica del año pasado por mi disfraz individual ‘Dralión’”, destacó.

Y de esta manera, con la tradición por convicción, la fiesta como premisa mayor y el compromiso por la evolución de la fiesta, Mario Sánchez continúa con su labor dejando huella en cada evento carnavalesco.

Noticia anterior

Reyes del Carnaval de Campeche 2015

Siguiente noticia

Arath de la Torre está dedicado al cine

65 Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *