Inicio»Carnaval»Coreógrafos de espíritu festivo

Coreógrafos de espíritu festivo

0
Compartidos
Google+

La historia de Lupita Díaz y Frank Cu inicia en su infancia, como integrantes de familias de espíritu festivo, como suelen ser los campechanos, y con un gran interés por las manifestaciones artísticas: la pintura, el canto y la danza.

Lupita y Frank recordaron sus años de infancia como participantes de comparsas, las noches de coronación en la Concha Acústica y demás derroteros del Carnaval.

“Participé en muchísimas comparsas, recuerdo una coreografía con música de Locomía, ese grupo español con sus abanicos, y de muy niña salí en un corso disfrazada de catarina y luego de escoba”, comentó Lupita, mientras Franck dijo recordar asistir acompañado de su familia.

Mientras Lupita inició su carrera desde su infancia, la participación activa de Frank en el baile y el Carnaval fue en su adolescencia, interesado más en las chicas y bellas bailarinas, que en la danza, recordó.

“Conocí una muchachita que me gustó, tomaba clases de baile y me metí a la misma academia. Y terminé siendo novio de Lupita, que hoy es mi esposa”, sonrió.

Ese azaroso encuentro los llevó a formar parte del cuerpo de baile de las academias “Abelardo Guillén”, “Diana Presuel” y “Ana Rosa Cáceres de Baqueiro”, que les dio la oportunidad de participar activamente en las comparsas de Carnaval, hasta convertirlos en los coreógrafos de los reyes de las personas con discapacidad, con quienes siguen sumando éxitos a sus carreras.

Tras recordar numerosas participaciones en el Carnaval, los coreógrafos invitaron a los campechanos a sumarse a esta gran fiesta y acudir a la coronación de los reyes de las personas con discapacidad, para admirar el gran talento, gracia y entusiasmo que demuestra esta gente en el escenario.

Noticia anterior

Sentencian a 45 años de cárcel a plagiarios

Siguiente noticia

“Karla Paola I” y “Alexis I” preparan su comparsa