Inicio»Internacional»Fallecimientos récords por rechazo a vacunas

Fallecimientos récords por rechazo a vacunas

0
Compartidos
Google+

PLOIESTI, Rumania/MOSCÚ (Reuter).— Rusia cerrará sus lugares de trabajo durante una semana, Letonia volvió al confinamiento durante un mes y las funerarias rumanas se están quedando sin ataúdes, en momentos en que los países escépticos de las vacunas en Europa del Este enfrentan contagios y muertes sin precedentes producto del Covid-19.

Rusia, que se jactó de haber desarrollado una de las primeras vacunas contra la enfermedad, no ha podido persuadir a grandes sectores de la población para que la utilicen, y ahora se enfrenta a las tasas de mortalidad diarias más altas de la pandemia.

El presidente Vladimir Putin anunció ayer que el periodo comprendido entre el 30 de octubre y el siete de noviembre serían “días no laborables”, aunque se seguirían pagando los sueldos. Las regiones individuales podrían extender el cierre por más tiempo en respuesta a las condiciones locales.

La hostilidad pública a la vacunación ha afectado a otros países de Europa del Este que estaban dentro de la órbita de Moscú durante la Guerra Fría. Los estados de la Unión Europea con las tasas de vacunación más bajas forman parte del antiguo bloque comunista del este, incluidos Bulgaria, Rumania, Croacia, Polonia, Letonia y Estonia.

Rumania, donde una persona muere de Covid-19 cada cinco minutos, tuvo la tasa de mortalidad per cápita más alta del mundo esta semana, seguida de cerca por Bulgaria. Solo el 36% de los adultos rumanos están vacunados, en comparación con el 74% en toda la UE.

“Hubo familias que enterraron hasta cuatro personas en dos semanas, y eso no es fácil”, dijo Sebastián Cocos, propietario de una funeraria en la ciudad oriental de Ploiesti, agregando que tenía complicaciones para obtener suficientes ataúdes y así satisfacer la demanda. “Recomiendo a todos que se vacunen, de lo contrario terminarán en nuestras manos”.

Andi Nodit, quien dirige el hospital de emergencias clínicas Bagdasar-Arseni de Bucarest, afirmó: “El tamaño y la gravedad de la situación en la sala de emergencias y el hospital están más allá de cualquier palabra que pueda expresar”.

 

NUEVO

CONFINAMIENTO

Esta semana, Letonia impuso un confinamiento de un mes, convirtiéndose en el primer país de la UE en cerrar nuevamente desde que el bloque comenzó a reabrir las actividades este año después de que las vacunas estuvieron ampliamente disponibles.

Alrededor de un tercio de la población de Letonia habla ruso. Un estudio de SKDS encontró que solo el 46% de ellos estaban vacunados, en comparación con el 62% de los letones étnicos.

Bulgaria, donde solo una cuarta parte de la población ha recibido una primera dosis de la vacuna, prohibió el acceso a espacios públicos cerrados esta semana para cualquier persona que no pueda mostrar prueba de vacunación, un test negativo para la enfermedad o la recuperación de una infección reciente.

Las escuelas en áreas con altas tasas de infección deberán pasar a la enseñanza en línea.

Noticia anterior

A mitad de sexenio, 100 mil asesinatos

Siguiente noticia

Niegan suspenderle prisión preventiva a Rosario Robles