Tribuna Campeche

Diario Independiente

Toman rusos Lyman

Da click para más información

MANTIENEN BOMBARDEO SOBRE LA CIUDAD DE SIEVIERODONETSK

KIEV (Reuter).— El Ejército ruso atacó ayer la ciudad ucraniana de Sievierodonetsk, tras anunciar la captura del centro ferroviario cercano de Lyman, mientras Moscú presiona su ofensiva en el este de Donbás.

Los avances rusos de los últimos días indican un cambio en el impulso de la guerra, que ya está en su cuarto mes. Las fuerzas invasoras parecen estar cerca de apoderarse de toda la región de Luhansk de Donbás, uno de los principales objetivos de guerra del Kremlin, a pesar de la resistencia ucraniana.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo ayer que sus soldados y las fuerzas separatistas aliadas estaban ahora en pleno control de Lyman, lugar de un cruce ferroviario y situado al oeste del río Siversky Donets, en la región de Donetsk, vecina de Luhansk.

Pero Hanna Malyar, viceministra de Defensa ucraniano, dijo que la batalla por Lyman continuaba, informó el sitio web ZN.ua.

La artillería rusa también estaba bombardeando la carretera Lysychansk-Bakhmut, que Moscú necesita tomar para cerrar un movimiento de pinza y rodear a las fuerzas ucranianas. “Hubo una destrucción significativa en Lisychansk”, dijo la policía.

El Ejército ruso avanza de forma lenta pero constante en el Donbás, tras fracasar en su intento de capturar la capital, Kiev, poco después de su invasión el 24 de febrero. Sus tácticas incluyen bombardeos de artillería y ataques aéreos que han arrasado pueblos y ciudades.

 

EDIFICIOS DESTRUIDOS

Alrededor del 90% de los edificios de Sievierodonetsk resultaron dañados, dijo Gaidai. Varias docenas de trabajadores de Salud permanecían en el lugar, pero tenían dificultades para llegar a los hospitales debido a los bombardeos, agregó.

El presidente Volodimir Zelenski se mantuvo desafiante en su discurso nocturno a los ucranianos. “Si los ocupantes piensan que Sievierodonetsk será suyo, se equivocan. Donbás será ucraniano”, sostuvo.

 

PRUEBA DEL “ZIRCON”

El Ejército ruso anunció ayer que había realizado con éxito un nuevo disparo de misil de crucero hipersónico “Zircon”, coincidiendo con un recrudecimiento de la ofensiva de Moscú en el este de Ucrania.

El misil “Zircon” fue lanzado de la fragata “Amiral Gorshkov”, en el mar de Barents, hacia un objetivo en aguas del mar Blanco, en el Ártico, indicó el Ministerio ruso de Defensa en un comunicado.

El disparo forma parte de las “pruebas” realizadas con nuevas armas rusas, añadió el comunicado.