Tribuna Campeche

Diario Independiente

Afecta la guerra a millones de niños

Da click para más información

PERMANECEN SIN CLASES POR CONFLICTO: ONG

WASHINGTON, EU (Agencias).— Un total de 3.6 millones de niños ucranianos corren el riesgo de no poder volver a clases este curso y de perder años de educación debido a la guerra, alertó la organización internacional de ayuda, World Vision.

“Muchos niños siguen sufriendo el trauma de la guerra. Son testigos de la violencia, dejan atrás sus vidas, sus casas, juguetes, ropa y a sus seres queridos cuando los combates llegan a sus pueblos y ciudades. Una educación segura y coherente debería ser algo que les sirviera de base para centrarse en ella y proporcionarles una sensación de estabilidad. Pero hay una serie de factores que pueden dificultar o hacer enormemente estresante la obtención de una educación adecuada”, explicó la coordinadora de comunicación de World Vision, Eloisa Molina.

La ONG pone el ejemplo de Stefan, un niño de 13 años que huyó con su madre y su abuela a Rumania y se encuentra en un nuevo país, donde su familia no conoce el idioma. A medida que se acerca el año académico quieren volver a Ucrania pues el menor añora su antigua escuela, sus profesores y sus viejos amigos.

Además, tiene dificultades emocionales y mentales porque echa de menos su rutina y a su padre, que sigue allí luchando; y no quiere empezar en una nueva escuela donde es un “refugiado” y no habla el idioma.

“Muchos menores como Stefan no van a empezar la escuela porque aún no han sido inscritos, ya que las familias tienen la esperanza de poder volver a casa pronto. Incluso si pudieran volver a Ucrania, no hay garantía de que las escuelas no hayan sido destruidas por los combates, ni que tengan un refugio antibombas adecuado o acceso a la calefacción, ni dinero para pagar el combustible”, precisó Molina.

Ante esta situación y tras seis meses de conflicto, la ONG hace un llamado a los gobiernos de acogida e internacionales, para que proporcionen o soliciten una modificación educativa para facilitar la incorporación de los niños ucranianos a la educación local.