Inicio»App»Se diversifica la mafia en América

Se diversifica la mafia en América

0
Compartidos
Google+

REALIZA OTRAS ACTIVIDADES QUE LE DEJAN  MILLONES

SAN JOSÉ, Costa Rica (El Universal).— Más allá de la narcoactividad, el crimen organizado dispone en América Latina y el Caribe de un menú de actividades de alta, media y baja complejidad, estructura y gravedad en ámbitos locales, nacionales y transnacionales para diversificar sus operaciones en un escenario global con tres negocios ilícitos como principales generadores de dineros sucios: tráfico de armas de fuego, de seres humanos y de drogas.

Aparte de transar con armamentos, personas y estupefacientes bajo el manto de la clandestinidad, la delincuencia organizada penetró a la minería ilegal en una mayoría de países del área y la convirtió en una de las tareas más lucrativas en la extracción de minerales y metales para abastecer diferentes mercados.

Pero en el abanico criminal hay múltiples opciones.

Aunque la migración irregular del sur al norte de América o desde y hacia América Latina y el Caribe como trata de personas se afianzó como pujante negocio de alta complejidad, organización y gravedad y ámbito nacional y transnacional, entre sus giros paralelos o mezclados están la que se hace con fines de pornografía, de explotación sexual comercial y esclavitud laboral, de tráfico de órganos, de adopciones ilegales y de matrimonios forzados y fraudulentos.

Estudios del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) mostraron que en Centroamérica y con impacto local o nacional, hay modalidades de baja complejidad, organización y gravedad: robo de bienes culturales, agua potable, energía eléctrica, luminarias, cables de telecomunicaciones y electricidad, alcantarillas o manjoles, teléfonos celulares, repuestos, accesorios y partes de vehículos, combustibles y lubricantes, ganado, animales protegidos y maderas preciosas.

En las de media complejidad, organización y gravedad con efecto local, nacional y transnacional están el contrabando de mercancías —ropa, alimentos, medicinas, licores, electrodomésticos, joyas, artículos básicos (jabones, por ejemplo), cigarrillos o cosméticos—, los fraudes o estafas con tarjetas de crédito y la violación a los derechos de autor, como la piratería de libros o marcas de ropa, entre otros.

En los delitos de alta complejidad, organización y gravedad con repercusión local, nacional y transnacional están el robo de vehículos, el tráfico de armas de fuego, la trata de personas, el tráfico de órganos, el contrabando interno y externo de drogas y el “lavado de dinero y de otros activos.

Noticia anterior

Llama Comité del 68 a impedir militarización

Siguiente noticia

Alerta ejido de fraude en venta de terrenos

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *