Tribuna Campeche

Diario Independiente

Refuerza frontera EU

Da click para más información

ORDENA DESPLIEGUE MILITAR Y COLOCACIÓN DE ALAMBRE DE PÚAS

WASHINGTON (Agencias).— Los migrantes que intenten cruzar a Estados Unidos por la frontera entre Ciudad Juárez, Chihuahua y El Paso, Texas, deberán ahora sortear una valla de alambre de púas, tanquetas del Ejército, y a elementos militares de la Guardia Nacional de los Estados Unidos.

Esto, como resultado de que el alcalde de El Paso, Óscar Leeser, declaró el sábado estado de emergencia en esta ciudad, por el reciente cruce de miles de migrantes por esta frontera.

El Gobierno de Estados Unidos envió esta semana más de 400 soldados de la Guardia Nacional de Texas, quienes desde el lunes iniciaron rondines de vigilancia para evitar el paso de migrantes.

Además de los militares, desplegaron tanquetas y camiones de la Fuerza de Respuesta de Seguridad del Batallón 606 de la Policía Militar.

Al respecto, el presidente municipal de Ciudad Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, consideró “un exceso” la instalación de alambres de púas y el uso de tanquetas y elementos militares.

Aunado a esa medida, el Departamento de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés) informó que, conforme lo dispuso el lunes la Suprema Corte, los migrantes interceptados en la frontera serán enviados a territorio mexicano en cumplimiento del Título 42, que autoriza expulsiones inmediatas para prevenir contagios de Covid-19.

El Gobierno del presidente Joe Biden se había preparado para que el Título 42 finalizara esta semana. La secretaria de Prensa, Karine Jean-Pierre, dijo en conferencia de prensa que la Casa Blanca estaba buscando más de tres mil millones de dólares del Congreso para pagar personal adicional, tecnología, instalaciones de detención de migrantes y transporte en la frontera.

El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, ordenó mantener las restricciones bajo el Título 42 después de que un grupo de Estados con fiscales generales republicanos dijo que levantar la medida los afectaría con costos adicionales si entraban más migrantes.

Así, por segunda vez en menos de una semana, tribunales estadunidenses determinaron que los migrantes detenidos en la frontera deben ser expulsados a México.

Conforme lo exige la orden administrativa de suspensión dispuesta por la Corte Suprema, la orden sobre salud pública en virtud del Título 42 seguirá vigente en este momento y las personas que intenten ingresar en Estados Unidos ilegalmente seguirán siendo expulsadas a México”, informó el DHS.

La semana pasada una corte federal determinó que la administración de Biden debe continuar el programa Quédate en México, que obliga a quienes se les acepta solicitud de asilo a aguardar de lado mexicano de la frontera citas en cortes de migración y resoluciones a sus casos.

Quédate en México lo impuso unilateralmente Trump en enero de 2019 y el Gobierno de México aceptó después ese programa por razones humanitarias.

Título 42 también lo estableció el Gobierno de Trump en marzo de 2020, como una medida para contener la propagación del coronavirus.