Tribuna Campeche

Diario Independiente

Donan a Cruz Roja 120 lingotes de oro

Alguien olvidó los lingotes de oro en un tren en Suiza, no pudieron encontrar al dueño, y serán entregados a la benemérita institución.

GINEBRA, (El País).- Un misterioso alijo de 120 lingotes de oro encontrados en un tren suizo está siendo entregado a la Cruz Roja, dijeron los fiscales el viernes, después de que los esfuerzos para rastrear al propietario llegaron al final de la línea.

En octubre de 2019, un empleado encontró un paquete en un tren que viajaba de San Galo a Lucerna, informó la fiscalía regional de Lucerna en un comunicado.

Entre las etiquetas del paquete estaban las palabras “objetos de valor del CICR”, en una aparente referencia al Comité Internacional de la Cruz Roja, con sede en Ginebra.

“El paquete contenía 120 lingotes de oro… que estaban etiquetados con un logotipo y números de serie”, decía el comunicado, añadiendo que el peso total del alijo era de 3.7 kilogramos.

No especificó cuánto valía el alijo, pero los lingotes de oro de 24 quilates se venden actualmente en alrededor de 60 mil dólares el kilo.

“A pesar de las extensas investigaciones, no se pudo determinar al propietario de los lingotes de oro, ni una conexión con un posible delito contra la propiedad”, y los fiscales cerraron el caso, expone el comunicado.

“Dado que el oro estaba en un paquete dirigido al CICR, se puede suponer que el propietario desconocido quería entregarlo a esta organización. Por tanto, el hallazgo fue otorgado al CICR”.

El Comité dijo que aún no había recibido el oro, pero que tenía intención de vender los lingotes para ayudar a financiar sus operaciones en todo el mundo en lugares afectados por la violencia y el conflicto.

“Extendemos nuestro agradecimiento por esta generosa contribución al CICR, que desempeñará un papel vital en el sostenimiento de nuestras operaciones humanitarias globales”, declaró la organización en un comunicado.

“La donación recibida contribuirá significativamente a financiar las operaciones mundiales del CICR, dedicadas a proteger y ayudar a las personas más vulnerables afectadas por la guerra y la violencia”.

Añadió que, si bien la organización valoraba todo el apoyo, pidió que las donaciones se hicieran a través de los métodos habituales.

El CICR, que cuenta con 20 mil empleados repartidos en más de 100 países, ha tenido que apretarse el cinturón este año.

La organización, fundada hace 160 años, solicitó inicialmente a los donantes dos mil 800 millones de francos suizos (tres mil 150 millones de dólares) para su trabajo en 2023.

Pero anunció en abril que se enfrentaba a una crisis de financiación, y que recortaría mil 500 puestos de trabajo en los siguientes 12 meses, en un esfuerzo por reducir costos.

Y atribuyó la culpa a una caída prevista en los presupuestos de asistencia humanitaria durante los próximos dos años, y que los recortes incluirían el cierre de al menos 20 de sus 350 ubicaciones en todo el mundo.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!