Avanzan mexicanas

0
Compartidos
Google+

RÍO DE JANEIRO, Bra., (Notimex).— Las mexicanas Karem Achach y Nuria Diosdado se ubicaron en la undécima posición de la fase preliminar de nado sincronizado, con una puntuación de 85.7333, tras la rutina libre en los Juegos Olímpicos Río 2016.

Después de iniciar con gran fuerza y precisión su primera prueba, las sirenas aztecas se quedaron a 12.3334 unidades del primer lugar, las rusas Natalia Ishchenko y Svetlana Romashina (98.0667 unidades).

Hoy a las 09:00 horas, la dupla mexicana competirá en su segundo preliminar, la rutina técnica, en busca de los puntos necesarios para meterse a la final y el martes pelear por una medalla.

Ishchenko y Romashina totalizaron 98.0667 puntos (29.4000, 39.0667 y 29.6000) para plasmar superioridad, porque las chinas Xuechen Huang y Wenyan Sun se quedaron a dos unidades, con 96.0667.

Las niponas Yukiko Inui y Risako Mitsui se ubicaron en el tercer puesto con 94.4000, y las españolas Ona Carbonell y Gemma Mengual fueron en el cuarto escalón con 93.7667.

 

ESPERANZAS

Con el inicio de la segunda semana de competencias en los Juegos Olímpicos, México alimenta sus esperanzas de abrir la cosecha de medallas.

Tras nueve días con más escándalos y pleitos entre dirigentes que buenos resultados, la delegación nacional le apuesta a sus últimas cartas fuertes: el tae kwon do, la marcha, el triatlón y un par de pruebas en los saltos ornamentales.

Para Alfredo Castillo, director de la Conade, y Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano, los focos rojos no se han encendido todavía.

El miércoles inicia la disputa por las preseas en el tae kwon do, disciplina en la que al menos tres de sus exponentes tienen posibilidades reales de colarse en el podio.

Como sucede desde hace dos ciclos olímpicos, la doble medallista olímpica María Espinoza carga sobre sus hombros el peso de todo un país ávido de héroes olímpicos. Pero la sinaloense no tiene nada que demostrar y en reiteradas ocasiones ha declarado no sentir obligación por subir al podio por tercera vez consecutiva.

Las piernas alargadas del queretano Saúl Gutiérrez y un palmarés de peso en su currículo colocan al deportista como uno de los posibles salvadores. El taekwondoín llega a Río con un bronce logrado en la justa del orbe en 2015 y sendas medallas doradas en los Juegos Centroamericanos y Panamericanos.

Tras el fracaso en las pruebas sincronizadas, Iván García y Paola Espinosa se juegan su última carta en la plataforma individual, donde no son favoritos.

Noticia anterior

Secuestro masivo en Puerto Vallarta

Siguiente noticia

Le explota “volador”