Inicio»Local»No hubo fianzas a agresores

No hubo fianzas a agresores

0
Compartidos
Google+

Ni un sólo peso desembolsaron los directivos del Grupo Energético del Sureste (GES), propiedad de la familia Mouriño, para liberar a los 53 retenidos por el zipizape en el municipio de Calkiní, a pesar de que se les integran ocho denuncias por lesiones y dos más por daños en propiedad.

El director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Mario Humberto Ortiz Rodríguez, confirmó que los retenidos fueron liberados bajo reservas de ley la noche del jueves pasado. Se investiga la autoría intelectual de los directivos del GES, los cuales “aún están identificando”.

Ortiz explicó que a pesar de la liberación, el expediente A.P./499/Calkiní/2013 podría ser consignado ante un juez en una o dos semanas.

A partir de las ocho de la noche salieron, ya que las lesiones de los campesinos son de menos de 15 días y no ponen en riesgo la vida, y lo que el artículo 136 establece es que son jornadas de seis a 48 horas de trabajo que deben cumplir en caso de ser hallados culpables por el juez menor.

Junto con los labriegos liberaron los tres camiones que emplearon los directivos de GES para trasladar a las personas a Calkiní.

 

Noticia anterior

Reforma educativa superará desafíos

Siguiente noticia

Piden que les paguen y limpien imágenes