Inicio»Local»Rehabilitan baldaquino para nuevo obispo de la Diócesis

Rehabilitan baldaquino para nuevo obispo de la Diócesis

0
Compartidos
Google+

La sede episcopal, un baldaquino (estructura de madera con una cúpula o dosel plano, que contiene la silla del obispo y la de dos acompañantes) que usó el octavo obispo de la Diócesis de Campeche, Alberto Mendoza y Bedolla, fue rehabilitado para que el nuevo pastor católico presida las misas en Catedral, significó el presbítero Juan Eleodoro Kantún Huchim.

Explicó que este elemento se dejó de usar debido a que la madera se había quebrado y estuvo guardado en bodegas de Catedral. Su estructura consta de tres sillas adheridas por el respaldo a una base plana de más de dos metros de altura, con un dosel (techo) en la parte superior, el cual está adornado con terciopelo rojo y flequillo dorado.

La sede episcopal estará de manera permanente en Catedral y su uso ya se había solicitado desde la administración del obispo Ramón Castro Castro, quien lo autorizó, pero no se había logrado rearmarlo. Las partes se guardaban en la bodega del museo y en la Sala Capitular del recinto religioso.

Tradicionalmente quienes acompañan al obispo en la sede episcopal son el vicario general y el secretario canciller.

“La intención es recuperar la tradición de lo que antes era el Presbiterio de Catedral, que últimamente ha sido desplazado: Todas las catedrales cuentan con su sede episcopal y Campeche ya no será la excepción”.

Antiguamente —continuó Kantún Huchim— se tenía la distinción de que un obispo siempre debía estar bajo palio (paño de tela preciosa), es decir ungido.

Recordó que la Catedral, además, es parroquia, por lo que también cuenta con una sede parroquial, es decir un templete de madera con menos ornamentos y sin dosel, a través del cual los sacerdotes en turno ofician misa.

“Todas las catedrales del mundo cuentan con su Cabildo, el cual se conforma por los sacerdotes del recinto que intervienen en la toma de decisiones y forman parte del Consejo Presbiterial”.

Finalmente, mencionó que el obispo Alberto Mendoza y Bedolla recibió la Diócesis de Campeche en 1939, y le sucedió Jesús García Ayala en 1967.

Noticia anterior

Se pasa alto y choca; tres jóvenes resultan heridos

Siguiente noticia

Homenaje a Shakespeare