Tribuna Campeche

Diario Independiente

Denuncia Layda Sansores que no tocan a los “peces gordos”

El ex candidato a la gubernatura del Estado por el Partido Acción Nacional (PAN), Mario Alberto Ávila Lizarraga, es un charal en la podrida corrupción de Petróleos Mexicanos (Pemex), en la cual no tocan a los “peces gordos”, denunció la senadora Layda Elena Sansores San Román.

Indicó que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene metidas las manos en el proceso interno panista, para favorecer al presidente con licencia, Gustavo Madero Muñoz, “el candidato a modo como pago de factura por ser comparsa en el Pacto por México, en el que se aprobaron las reformas constitucionales dañinas para el país y lesivas para los mexicanos”.

Sansores San Román, quien es aspirante a la candidatura a la gubernatura por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), a invitación del líder nacional de esa agrupación, Andrés Manuel López Obrador, entrevistada a su llegada al aeropuerto internacional de esta ciudad, opinó que el tema de Oceanografía más que de justicia, se trata de una venganza, porque en el caso de Ávila Lizarraga, ex funcionario de la paraestatal, sólo hay una investigación administrativa.

Acusó que tras esta ola de corrupción “existen ex funcionarios del docenato panista y los actuales de Peña Nieto, pero son “peces gordos” que no tocan ni tienen la intención de investigar o sancionar”. Exigió a las autoridades llegar hasta las últimas consecuencias y cárcel para todos los responsables.