Tribuna Campeche

Diario Independiente

Escárcega, única planta de arroz a nivel nacional

La planta de Escárcega es la única planta que opera a nivel nacional, ya que el mercado está saturado por grano de origen asiático.

ESCÁRCEGA.— Pese a que el Gobierno Federal dejó de incentivar la producción arrocera, pues ahora apoya a los que siembran maíz y sorgo, la Arrocera de Escárcega proyecta sembrar mil 700 hectáreas y alcanzar unas 11 mil toneladas, informó Francisco Javier Arias Santana, gerente general de la empresa, “la única beneficiadora de arroz que compite con la gramínea de importación que inunda el mercado nacional”.

Detalló que hay un avance de 500 hectáreas sembradas y que el cultivo se realiza en la región de Silvituc. “Se avanza a buen ritmo, además de que genera empleo para al menos 100 personas en forma directa, más los indirectos”.

Detalló que la de Escárcega es la única planta que opera a nivel nacional, ya que el mercado está saturado por grano de origen asiático.

Arias Santana recordó que en Estados Unidos la producción está subsidiada y por lo tanto ellos tienen márgenes óptimos de operación, lo que no sucede en México, donde el arroz, por ser producido por un reducido número de agricultores, no tiene la protección oficial, como sí la tienen el maíz y el sorgo.

Aseguró que para esta temporada se espera una producción que alcance las 11 mil toneladas, superando por corto margen la cifra del año pasado, y que la cosecha, que tendrá alta calidad, será para el mercado nacional.

Reconoció que les representa seria competencia el arroz de importación, pues se vende a precios muy bajos por el subsidio que recibe. Lo traen algunas cadenas nacionales que se dedican a la venta de básicos en el país, “pero esta acción es dañina para el productor local, para el campesino, y esto se permite porque no existe alguna institución del Gobierno que entienda el asunto y proteja a los arroceros mexicanos, quienes estamos completamente desprotegidos, por lo que la actividad cada día se ve más forzada por los altos costos de la producción y la baja rentabilidad de las operaciones”.