Inicio»Local»Es complicado para mujeres ser la cabeza de la familia

Es complicado para mujeres ser la cabeza de la familia

0
Compartidos
Google+

Aunque las mujeres que son cabeza de familia han logrado avances importantes en los diversos ámbitos del quehacer social, aún es mucho el camino que falta por recorrer, sobre todo en la zona rural en que la discriminación es mayor, coincidieron en Entresemana féminas que destacan en tareas políticas, profesionales y empresariales.

Al participar en un panel con los temas “Incorporación laboral de las mujeres”, “La difícil tarea de ser padre y madre” y “¿Cómo sobrellevar el papel de líder y madre?”, Esperanza Ortega Azar, Sonia Jacqueline Cuevas Kantún, Guillermina del Socorro Arceo y Lucía Florentina Rodríguez Ehuán, presidenta del Consejo Coordinador Empresarial de Campeche, presidenta de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado de Campeche, doctora angióloga y regidora del Ayuntamiento de Campeche y abogada y síndica administrativa del Ayuntamiento del Carmen, respectivamente, coincidieron en que es difícil la tarea de ser padre, madre y dedicarse a la política o dirigir un sector “por que resta tiempo para los hijos”.

Ortega Azar precisó que esta tareaes la más difícil que hay en el mundo y para lo cual no existe un muestrario para saber qué tan bien o qué tan mal lo estás haciendo.

“Muchas veces por la responsabilidad del hogar, de sacar adelante a la familia, de tener una empresa, un trabajo o de liderar algún organismo, uno deja de hacer muchas cosas por la familia”, comentó.

Coincidió la síndica administrativa Rodríguez Ehuán, quien lamentó que la situación se vuelve mucho más compleja para mujeres de estratos sociales bajos que son madres solteras “y dado que no todas tienen la misma igualdad de oportunidades”.

Por su parte, Cuevas Kantún reconoció que en el campo es más difícil sobrellevar a los hijos cuando se es madre y padre. “Como decía la síndica no hay las oportunidades de educación y es un esfuerzo y es doble el trabajo y la lucha”.

“Nos toca una carga más pesada a las mujeres del campo y en la mayor parte no se tiene el apoyo de la familia por esta misma situación, lo que la complica”, dijo tras lamentar la falta de políticas públicas y de que la mayor parte de los programas se queden en las ciudades y difícilmente impacten en las mujeres del campo.

La doctora Arceo Castillo consideró que se ha avanzado, pero que hace falta mucho por hacer. “Es un verdadero reto para la mujer líder y madre al mismo tiempo. Quizás eso hace que las mujeres muy vinculadas a liderazgos más altos tengan que sacrificar de cierta manera esa bondad de reproducir a alguien”, puntualizó.

Noticia anterior

En Michoacán, una paz mediática

Siguiente noticia

Color de temporada

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *