Tribuna Campeche

Diario Independiente

En posibilidad de expropiación 40% del territorio de Samulá

Al considerar positiva la propuesta de expropiar terrenos por causa de utilidad pública, Mario Gilberto Sánchez, comisario municipal de Samulá, anticipó que pese a que el Ayuntamiento de Campeche no ha tenido algún acercamiento para analizar las posibilidades en su comunidad, el 40 por ciento de la extensión territorial podría entrar en esta opción, además de que la mayoría de los predios abandonados pertenecen a instituciones financieras.

Señaló que, a la fecha, ninguna autoridad municipal o estatal, como la Dirección de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente o Catastro, se ha acercado a la Comisaría para tratar algún asunto con respecto a la expropiación de terrenos, aún así, opinó que actuar de ese modo sería una buena opción, siempre y cuando se use para una buena causa y sobre todo para gente que de verdad necesita dónde vivir.

“Aquí en Samulá hay mucha gente que renta, y somos testigos que luchan mucho para poder pagar su alquiler, además, la economía es precaria, sobre todo para una familia que tiene más de dos hijos y el papá se dedica a la albañilería o a algún trabajo que apenas le permita percibir uno o dos sueldos mínimos en el mejor de los casos”.

La autoridad municipal mencionó que el abandono de los terrenos genera muchos problemas entre la población, principalmente en la época de lluvias, cuando crece la maleza y salen todo tipo de alimañas, lo que representa riesgos.

También reveló que la mayoría de los terrenos abandonados pertenecen a alguna institución bancaria y fueron obtenidos mediante el embargo, “pero no los utilizan ni los venden, y son extensiones muy grandes”.

Por ello, Mario Sánchez calculó que “el 40 por ciento de la extensión territorial de Samulá es la que está abandonada, se caracterizan por ser áreas muy grandes, a las que no les dan ningún uso y sólo están causando problemas”.

Por otro lado, pidió que en caso de expropiación todo se lleve por la vía legal, pues también hubo un periodo en que en la comunidad se propiciaron muchas invasiones y éstas aún tienen problemas con respecto a la certeza de la propiedad jurídica de la tierra.

“Todavía tenemos problemas con la invasión Oreza y Sinaí, los que ahí viven están esperando una respuesta por parte del Gobierno del Estado y del Municipio para que tengan certidumbre con respecto a sus casas. El gobierno debe llegar a un acuerdo con los dueños, para que los residentes ya no vivan con el temor de que los van a sacar”, concluyó el comisario de Samulá.