Inicio»Local»Amenaza escarabajo la producción apícola

Amenaza escarabajo la producción apícola

0
Compartidos
Google+

La sombra de una seria amenaza se cierne sobre la apicultura campechana. El arribo inevitable del pequeño escarabajo de la colmena, que podría disminuir e incluso terminar con la actividad heredada por los mayas y con su bien más preciado, la miel, que este año alcanzó una producción de seis mil 868 toneladas y dejó más de 240 millones de pesos.

Autoridades y productores campechanos aseguran que están preparados para enfrentar la llegada de la plaga, ya presente en apiarios de los vecinos estados de Yucatán y Quintana Roo, pero especialistas nacionales y extranjeros advierten cuando menos daños en la comercialización del dulce, por el combate del insecto con químicos.

El coleóptero descompone la producción de las colmenas, porque se reproduce como larvas en su interior, con lo que fermenta la miel, que así pierde su valor. Investigadores acusan ya la presencia del escarabajo en Yucatán y Quintana Roo, sin causar aún estragos, porque no completa su ciclo dentro de la colmena. Los problemas se presentan con las larvas que, hasta donde se sabe, no se han empezado a reproducir, y eso está ayudando mucho a los productores de la región.

El investigador del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, Raúl Rivera Hernández, afirmó que es inevitable el arribo de la plaga Aethinatumida, a cuyo insecto se le conoce como pequeño escarabajo de la colmena, y estimó que “en poco tiempo” llegará a los apiarios campechanos, porque se ha comprobado su presencia en los estados vecinos.

Rivera Hernández, con experiencia de más de 25 años en el combate y control de diversas  plagas  y cerca de 17 años tratando con el dañino coleóptero, señaló que no se puede evitar su arribo, y es imposible combatirlo una vez dentro de la colmena, sin afectar la calidad de la producción. La única forma de reducir el impacto es teniendo colmenas cuidadas desde su concepción, hasta la finalización del proceso productivo.

“Son insectos, y por ejemplo, cuando la abeja africana entró, Estados Unidos, México y otros países pretendieron controlarla, y se dispersó. En varios estados de mi país, sobre todo en los del sur, son insectos que viven en la naturaleza, se van expandiendo naturalmente y buscando alimentos y reproduciéndose. Es cuestión de tiempo, y considero que poco, para que haya en el Estado, porque tiene en sus alrededores”, agregó.

“En Estados Unidos empezamos a tratar con el pequeño escarabajo de la colmena en 1996, y fue detectado en 1998. Estuve en la Florida cuando se detectó la plaga, y no se ha visto mayor pérdida en la producción de los últimos 16 años”, recordó. Afortunadamente los apicultores han aprendido a convivir con los escarabajos. Tenemos prevención y control, pero también usamos químicos, mientras que en México no se acostumbra, por la exportación a Europa.

Noticia anterior

Caen 9 delincuentes

Siguiente noticia

Afecta barda de predio tras chocar contra auto aparcado

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *