Tribuna Campeche

Diario Independiente

Aseguraron en Chiná a 4 menores en el abandono

El mayor, de ocho años, era el encargado de cocinar los alimentos para sus hermanos

Personal ministerial aseguró ayer a cuatro niños en Chiná por el abandono de su madre Cristina del Rosario Rodríguez Guzmán. El mayor, de ocho años, cocinaba frijoles para sus hermanitos de seis, cuatro y dos.

En la cima de una loma, a más de 200 metros de un camino de terracería, en medio de desperdicios, maleza y en una casa de una sola pieza de paredes de láminas de cartón y techo de zinc, sin estufa ni cama, fueron hallados los menores que ya se habían acostumbrado a ir y venir descalzos y semidesnudos entre las piedras. Se entretenían trepando árboles y recogiendo desperdicios.

El reporte de abandono lo recibió ayer cerca de las 8:00 horas el comisario municipal de Chiná, Hugo Renán Alonso Gutiérrez, por parte de una de las tías de los menores. Al llegar al predio, ubicado en la privada de Loma Bonita de la Ampliación Santa Rosa, encontró al mayor de los niños cocinando frijoles en el fogón para que desayunaran sus hermanitos.

Les traje tortas porque no habían desayunado. Encontramos recipientes con agua con verdín con los cuales al parecer se aseaban y cocinaban. Tiramos la basura que había en la casa junto con ropa húmeda y podrida, que apestaba”, refirió el comisario.

A un costado del humilde predio se encuentra la vivienda del abuelo de los menores, Fernando Mateo Rodríguez Cruz, pero sus familiares pocas veces los veían y les daban de comer. Ayer, en medio de la discusión entre hermanas porque no se los llevaran, acusaron al abuelo de corretear a los infantes cuando se encontraba ebrio, lo que es constante.

El director de Atención de Víctimas, Ricardo Acosta Rolandi, junto con el Ministerio Público, constataron el abandono en que se encontraban los infantes, principalmente la más pequeña, de dos años, quien andaba descalza y sin blusa.

La madre salía todos los días entre las cinco y siete de la mañana y regresaba hasta las 10 u 11 de la noche. “A veces no les dejaba de comer y los niños no van ni a la escuela”, señaló Maricruz, la tía, quien se confrontó con otra de sus hermanas que quería que los menores se quedaran.

Se informó que la mujer se separó del papá de los cuatro menores hace un año, y desde hace seis meses empezó a dejar por más de 12 horas a sus hijos solos. Argumentaba que iba a trabajar en el crucero, aunque ya cuenta con nueva pareja.

Los menores de edad fueron asegurados. El personal ministerial se los llevó sin zapatos ni playeras, pues no tenían ropa. Al interior del predio había suciedad y las condiciones de la vivienda y de sus alrededores no eran seguras.