Inicio»Local»Castigo ejemplar: gobernador

Castigo ejemplar: gobernador

0
Compartidos
Google+

Habrá castigo ejemplar por el abuso policial que ocasionó la muerte de un ciudadano en Bolonchén de Rejón, “porque así me comprometí con firmeza con la familia”, aseguró el gobernador Fernando Eutimio Ortega Bernés, al pedir seguir confiando en la mayor parte de los policías, “pues no pueden pagar justos por pecadores, porque los pecadores son los mínimos”.

A pesar del entrenamiento que reciben, los policías acusados de homicidio calificado, lesiones calificadas y abuso de autoridad no siguieron ningún protocolo, reconoció. Incurrieron en una actitud fuera de toda consideración. No hay ningún argumento a favor de ellos. Ninguno.

Con base a un último reporte del procurador Arturo José Ambrosio Herrera, dos particularmente fueron los responsables del homicidio, pero “hubo otros que incurrieron en omisión, porque pudieron evitarlo, lo que es totalmente reprobable y fuera de protocolo”.

Por ello, la orden es que se proceda con toda firmeza y transparencia, para la aplicación de las sanciones más rígidas. “Seguramente serán merecedores de la aplicación de sanciones severísimas”.

Mientras concluye la acción ministerial, comentó que él mismo contactó con el maestro Carlos Canché, representante de la familia, hermano de la persona que falleció, y de las otras dos lastimadas.

“Dialogué ampliamente con él, muy adolorido, y como les dije, yo no puedo estar en su lugar, frente a la pena y a la tristeza que significa la pérdida de un ser querido, pero estoy tan indignado como todos los que tenemos razón y conocimiento de una circunstancia como esta.

La familia pese a su pena me respondió con enorme serenidad, y me dijo que ya nadie le puede devolver la vida a mi hermano, pero tenga la seguridad gobernador que lo que nosotros pedimos simple y sencillamente es la aplicación severa de la ley, refirió.

Durante  la gira de ayer en varias comunidades, el mandatario pidió a los policías no olvidar que su primer deber es servir, cuidar y proteger a la ciudadanía. La mayor parte de nuestros policías son buenos, provienen del Camino Real, de Tenabo, de Hecelchakán, de Calkiní, del propio Hopelchén, y generalmente tienen formación familiar muy sólida.

Empero en toda institución o en cualquier ámbito, no todos son buenos en la viña del Señor. Los elementos malos han sido severamente reprendidos o han sido dados de baja, apuntó.

Los policías están sometidos a capacitación intensiva, porque con el nuevo Sistema de Justicia Penal la aplicación de los protocolos de respeto a los derechos humanos va ser una condición.

Noticia anterior

Mueren 5 en festejos por Día de Muertos

Siguiente noticia

Marcha y bloqueo de carretera a Hopelchén