Tribuna Campeche

Diario Independiente

Cierre de la Revolución incrementa el caos vial

La arteria se pretende sea de un solo sentido, y no tendrá camellón

Cinco meses después del anuncio oficial realizado por el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (Sduop), Jorge Luis González Curi, de la remodelación de la avenida Revolución, continuación de la Francisco I. Madero, ayer cerraron uno de los sentidos y destruyeron el pavimento que sería reconstruido con concreto hidráulico, lo que generó caos vial al que de por sí se forma en la zona.

Sin que se implementara ningún operativo especial o la instalación de personal de Vialidad, debido a que la confluencias de las avenidas Gobernadores, Francisco I. Madero y Ejército Mexicano, las autoridades decidieron cerrar uno de los sentidos de la avenida Revolución, generando más caos vial.

Fue en julio pasado, cuando González Curi anunció que comenzarían los trabajos de reconstrucción y remodelación de la avenida Revolución, incluso, adelantó que esa arteria sería de un solo sentido, de la avenida Gobernadores a la avenida Colosio, además desaparecería el camellón central.

En las últimas horas, seis meses después del anuncio, trabajadores apoyados con maquinaria pesada destruyeron el pavimento en uno de los sentidos de la avenida, el que pasa por la entrada de la Escuela Secundaria General Número 7, por lo que el tráfico se realiza por el otro sentido, lugar donde se ubica la Escuela Particular Guadalupe Victoria.

Aunque el caos vial que se vivió en la zona se debe a la falta de adecuación en la sintonización de los semáforos, los cuales tardan mucho para algunas calles y en el caso de la avenida Ejército Mexicano, sólo dura segundos para la salida.

En tanto, las autoridades siguen cerrando arterias para comenzar las reparaciones, hay otras calles como la 14, que los vecinos han reportado que desde hace varias semanas concluyeron con los trabajos de reconstrucción, sin embargo, aún no han sido reabiertos varios tramos, sigue cerrada y en algunas esquinas hay cerros de escombro.