Inicio»Local»Aprovecharon la falta de vigilancia: vecinos

Aprovecharon la falta de vigilancia: vecinos

0
Compartidos
Google+

Comerciantes y vecinos del pasaje “Tomás Aznar Barbachano”, lamentan la falta de vigilancia en el lugar y la irresponsabilidad ciudadana, pues a sólo unas semanas de haberse inaugurado este espacio en el Centro Histórico, ya ha sido grafiteado.

Por su parte, los artistas del grafiti manifestaron su molestia, al confundir arte con garabatos y actos vandálicos.

Firmas o “tags” como se conoce entre el argot de los artistas del grafiti; vulneran el Patrimonio Cultural de la Humanidad, representado en el pasaje “Tomás Aznar Barbachano” ubicado sobre el lienzo de muralla reconstruido entre las calles 16 y 18 del Centro Histórico.

Sobre el mobiliario urbano, botes de basura y la barda trasera de la ex cárcel, que hoy ocupa el Archivo Municipal, se puede apreciar estas firmas o garabatos realizados por pseudo artistas del grafiti, lo que molesta e indigna a los vecinos y comerciantes, que lamentan la falta de civilidad y valor del autor de este acto de violencia, y que vulnera este espacio puesto al servicio de los campechanos y turistas.

Don Víctor Medina Balam, comerciante, asegura falta vigilancia policiaca para evitar estos actos que ponen en riesgo la ciudad y que demuestran la falta de civilidad de estas personas, la mayoría de ellos jóvenes, que son los que realizan este tipo de actos. “Falta vigilancia”.

Por su parte, Alberto Coyoc Cortez también comerciante, descalifica esta situación donde ve la falta de vigilancia. Es el primer paso a la delincuencia.

“Esto debe ser reciente, no lo había visto hasta hace un par de días, pero es lamentable. Hace falta vigilancia policiaca, sí pasa la PEP y la Policía Turística, pero no es suficiente, es triste porque lo acaban de inaugurar,

Otros vecinos se suman a la molestia e indignación, como Abraham Brito, que reprueba estos actos que vulneran el patrimonio cultural y el dinero de todos los campechanos, ya que este espacio fue rescatado con recursos federales y del Estado, proveniente de las aportaciones ciudadanas, mediante sus impuestos.

Por su parte, la comunidad de artistas del grafiti, también se inconformaron con este garabato que calificaron como un vulgar acto de vandalismo.

El artista Daniel Romero, reprobó este hecho asegurando que no sólo atenta contra el patrimonio sino contra la esencia del grafiti.

“No son garabatos, tiene mensaje, tiene plasticidad y aunque su origen es revolucionario, no es delictivo, no así; no agrediendo el patrimonio de todos” recriminó.

Noticia anterior

Desinterés y sin dinero para combatir langosta

Siguiente noticia

Se registra en el Cereso de Kobén pleito de internos