Tribuna Campeche

Diario Independiente

Sin denuncias en la FGE por grafitis en el pasaje de la 18

Dieron a conocer que sólo ha habido un caso desde enero de 2014

Hasta ayer en la Fiscalía General del Estado (FGE), no había querella alguna por los grafitis que aparecieron en el Pasaje de la 18 y/o “Tomás Aznar Barbachano”; en 2014 sólo hubo una denuncia por parte del Ayuntamiento de Campeche, donde dos personas fueron detenidas y puestas a disposición de un juez de Distrito.

Ante las denuncias públicas de los grafitis que aparecieron en la recién remodelada muralla, que tuvo un costo millonario, ninguna diligencia ministerial se ha realizado al respecto ante la falta de querella.

Fue el titular de la FGE, Arturo José Ambrosio Herrera, quien detalló que ninguna de las fiscalías, ni siquiera la de guardia, han recepcionado alguna querella por parte del Ayuntamiento de Campeche o del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Centro Campeche.

 

DENUNCIAS

El jueves 23 de enero del 2014, la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), inició un expediente ante la querella del Ayuntamiento por los grafitis que aparecieron en el baluarte de Santa Rosa.

Se aseguraron dos personas y turnadas a la Delegación de la PGR, al declinar las investigaciones la autoridad local.

El Ministerio Público de la Federación, adscrito a la delegación de la PGR, consignó los expedientes junto con los sujetos A.de J.R.V., (a) “Zaher”, y J.A.T.P., (a) “El Snocker”.

Ambos enfrentan cargos por el delito de Violación a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, del cual de ser hallados culpables obtendrían una pena de hasta 10 años.

PROBLEMAS

Al destacar que por el momento los problemas que ocasionan los grafiteros en el Centro Histórico es atendido a través del Gobierno del Estado y no por el Ayuntamiento, ya que desde el 2014 concluyó el programa Hábitat y no hay recursos para darle seguimiento, la directora de Cultura municipal, Ileana Pozos Lanz, externó que de acuerdo a la edad de quien comete este delito se aplica la sanción que puede llegar a pena corporal.

Pozos Lanz destacó que se tiene detenida la producción de murales que realizaban los artistas del grafiti, pero no las pláticas que el Ayuntamiento lleva a cabo en las escuelas.

Existen medidas que se han tomado en torno a este problema, y recordó que el caso de Santa Rosa, donde un grafitero causó pintas, recibió como castigo seis meses de pena corporal en el Cereso de San Francisco Kobén.