Tribuna Campeche

Diario Independiente

En peligro vecinos por poste a punto de caer

Un poste a punto de caer y aguas negras esparcidas generando malos olores, es el resultado de la mala planeación en los trabajos de construcción de la tercera etapa del megadrenaje que realiza la empresa Constructores Calakmul sobre la avenida Agustín Melgar, entre la calle 20 de la colonia Kanisté y la 12 del ejido Samulá.

Ante lo cual, habitantes hicieron un llamado al Gobierno del Estado para tomar cartas en el asunto, y castigar esta negligencia.

TRIBUNA comprobó que los trabajos continúan sin ningún inconveniente, pese a que es notoria la inclinación de un poste casi a la altura de la calle 20 de Kanisté, por lo que en cualquier momento podría caer, llevándose consigo parte del tendido eléctrico y dejando sin servicio a los habitantes de esta y colonias cercanas.

Cabe recordar que semanas atrás, otro poste de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), cayó en las excavaciones del megadrenaje debido a las imprudentes maniobras de la maquinaria operada por trabajadores de la constructora, por lo que este sería el segundo en caer si no se interviene de inmediato.

Y es que debido a las lluvias, la tierra se ha puesto blanda y el peso del poste podría provocar el derrumbe de los escombros y la caída de la estructura sobre algún vehículo, trabajador o incluso ciudadano que transite por esta avenida.

En ese sentido, habitantes piden a la constructora y al Gobierno del Estado, tomar las medidas pertinentes en aras de evitar que el poste caiga, pues si en la primera ocasión nadie salió herido, esta podría provocar alguna desgracia.

Sobre esta misma avenida, pero metros más adelante, se observó el rompimiento de un ducto de aguas negras a causa de las malas maniobras hechas por los trabajadores de Constructores Calakmul, generando con ello el desparrame de varios litros de líquido pestilente que afecta a los vecinos.

Esta situación obligó a los trabajadores a detenerse con el fin de parar la fuga y sacar el agua apestosa, sin embargo se desconoce si ayer fue retirada por las bombas de la empresa.

Vecinos se quejaron con el reportero de TRIBUNA, de la mala planeación por la empresa a la hora de realizar su trabajo, pues ello ha provocado más perjuicios y atrasos que dañan a los ciudadanos.

“Ojalá que saquen pronto esa agua que apesta y podría enfermarnos”, opinaron vecinos.