Inicio»Local»Pared casi cae sobre anciana por obras del megadrenaje

Pared casi cae sobre anciana por obras del megadrenaje

0
Compartidos
Google+

Parte de la pared de una vivienda casi cae sobre una persona de la tercera edad a causa de la vibración que produce la maquinaria pesada utilizada para la construcción del megadrenaje sobre la calle 9, entre 10 y 12, de Samulá.

Además, la falta de precaución de los trabajadores de la empresa Constructora Gordillo provocó el rompimiento de una tubería y el derrame de decenas de litros de agua potable.

Así lo comprobó TRIBUNA en recorrido por este sector de la ciudad, donde se observó gran movimiento de maquinaria y trabajadores avanzando en la construcción del dren que forma parte de la tercera etapa, y cuya fecha para conclusión vence el próximo 30 de abril, según el titular de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Estado (Capae), Felipe Antonio Jiménez Silva.

Sin embargo, el continuo movimiento de retroexcavadoras sobre la calle 9 provocó que la pared de una vivienda colapsara y parte de ella cayera sobre la cama que minutos antes había abandonado una persona de la tercera edad, que aún se mostraba asustada por el estruendoso ruido que provocó la caída de las piedras.

“Me acababa de levantar cuando las piedras cayeron sobre la cama”, explicó la anciana, al tiempo que señalaba los trozos de piedra que permanecían sobre la cabecera y el piso.

Este suceso sólo ablandó aún más las frágiles paredes de la vivienda, por lo que temen que por las vibraciones que seguirán produciendo las máquinas, pueda colapsar toda la pared.

“Ya vinieron los de la Codesvi, Protección Civil. Según van a apoyarnos, ojalá que sí porque la casa se cimbra cuando están utilizando las retroexcavadoras y se puede caer toda la pared”, platicó Nancy Hernández Magaña, hija de la señora de la tercera edad.

Por otra parte, sobre esta misma arteria, pero a la altura de la calle 10, trabajadores de la Constructora Gordillo rompieron una tubería que suministra agua potable a esta zona, lo que generó por varios minutos el derrame de decenas de litros del líquido vital ante la falta de equipo para detener la fuga.

Por más intentos realizados por los obreros, la cascada de agua transparente no dejaba de fluir, lo que los obligó a utilizar sus propias técnicas para detener el fluido que inundó la zona donde se realizaban los trabajos.

En otro orden de ideas, pese a la lentitud que presentan los trabajos de semaforización en la ciudad, ayer se instalaron equipos y nomenclatura nueva en la avenida Patricio Trueba de Regil, a la altura de las avenidas Casa de Justicia y Colosio, aunque aún no se han retirado los antiguos semáforos, lo que causó confusión entre algunos conductores.

Noticia anterior

Campeche, es líder de fibras vegetales

Siguiente noticia

Sugieren capacitar a los tricicleteros