Inicio»Local»Culmina fiesta del Señor de la Misericordia en atrio de Catedral

Culmina fiesta del Señor de la Misericordia en atrio de Catedral

0
Compartidos
Google+

“Necesitamos que se proclame y testimonie con vigor la misericordia de Dios, es una urgencia pastoral apremiante, pues hoy nos asusta la multiplicación de acciones violentas, de venganzas sangrientas, de odios enconados”, aseveró el obispo de Campeche, José Francisco González González al culminar las fiestas del Señor de la Misericordia.

El incandescente sol no impidió que decenas de fieles se reunieran en el atrio de la Catedral para cantar alabanzas y con sombrillas en mano, rezar la coronilla de la Divina Misericordia, la cual se realiza el domingo siguiente de Pascua.

Cerca de las tres de la tarde llevaron a cabo la hora de la misericordia. El vicario de la Catedral, Armando José Rosado Cel, explicó que se realiza en este tiempo por ser la hora de la muerte de Jesucristo, en donde se implora la misericordia para los pecadores.

Para terminar el festejo, González González ofició una celebración eucarística en donde señaló que a pesar de todo y de nuestra indignidad, somos destinatarios de la misericordia infinita de Dios, ya que  nos ama de un modo que podríamos llamar “obstinado”, y nos envuelve con su inagotable misericordia.

“Es la misericordia la que pone un límite al mal. En ella se expresa la naturaleza del todo peculiar de Dios: su santidad, el poder de la verdad y del amor, es el núcleo central del mensaje evangélico, es el nombre mismo de Él, el rostro con que se reveló en la antigua alianza y plenamente en Jesucristo, encarnación del amor creador y redentor”, sostuvo.

Recordó que el Papa Juan Pablo II escribió un documento sobre el Sacramento de la Reconciliación, con el mismo título en donde dice que éste no lo ocupa el pecado cometido por nosotros los hombres, sino la misericordia de Dios, que es infinitamente más grande que nuestra culpa.

“La cumbre del poder de Dios es la misericordia, es el perdón, por esa razón, el Santo Cura de Ars dijo: “Un pastor según el Corazón de Cristo es el tesoro más grande que el buen Dios puede conceder a una parroquia, y uno de los dones más preciosos de la misericordia divina”, culminó.

Posteriormente al terminar la celebración eucarística, hubo una convivencia con los fieles en el atrio de la Catedral.

Noticia anterior

Que Carlos Moreno apoya reventa de lotes

Siguiente noticia

Educación preescolar se fortalece: Zetina

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *