Tribuna Campeche

Diario Independiente

Reforma educativa, sin mejorías para docentes

Persisten carencias e inconformidades por deficiencias

A dos años de la aplicación de la reforma educativa no se observan mejorías sustanciales, señalan dirigentes, que ejemplifican en que la infraestructura física de los planteles permanece en deterioro evidente, hay más de cinco mil desempleados y los supuestos avances se centran sólo en evaluaciones, que mantiene inconformes a muchos maestros.

En la entidad cerca de cinco mil maestros están desempleados, por el desfase del comportamiento demográfico, pues en las familias es cada vez menor el número de sus miembros. En los años 80 oscilaban entre seis a nueve y ahora entre tres y cinco.

Los dirigentes del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de México (Sitem) y de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (Cetec), Carlos Enrique Chan Keb y Silverio Tuz Góngora, coincidieron en que hay malestar de la base y acusaron que las prostituidas reformas afectan a la nación no sólo en lo educativo, sino en lo económico, social, fiscal, agrario y laboral.

La exigencia, que incluso hicieron patente desde la marcha no oficial del primero de mayo, se da en el sentido de derogar los artículos tercero y 73 constitucional, estabilidad laboral y cese de hostigamientos y represiones.

Chan Keb sostuvo que la reforma educativa es meramente laboral y violenta los derechos de escalafón, plaza base y promociones. Para Tuz Góngora no hay avances y si retrocesos y represión contra docentes, a grado tal que quieren desaparecer áreas como educación especial.

 

ES Insuficiente el número de plazas

El ex secretario de la Sección IV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y actual candidato del Panal a diputado federal por el I Distrito, Mario Trinidad Tun Santoyo, reconoció que es insuficiente el número de plazas, y explicó que los que en la década de los 80 y 90 los que cursaban primaria y preescolar ahora están en el nivel superior, por lo que se requieran menos docentes.

Otra causa es que antes la matrícula de las normales no se regulaba tanto. Entraban y egresaban demasiados alumnos, y ahora hay menos plazas porque la matrícula fue disminuyendo, y entonces el rezago se acumuló.

Para evitar el desempleo, aparte de signar convenios con el Instituto Estatal para la Educación de los Adultos se debe diversificar la oferta de las normales, de acuerdo a la demanda. Si bien no deben desaparecer y cada grupo ser de hasta 35 alumnos, la diversificación daría nueva vigencia y formaría otros perfiles, para que no sea al mismo docente frente al grupo al que se capacite y aplique como evaluador o tutor.

Más de cinco mil maestros no tienen trabajo y bien podrían funcionar como instructores, para contribuir en abatir el rezago educativo y el analfabetismo. Para ello deberán contar con título y cédula profesional que demuestre el proceso de formación y los elementos didácticos, pedagógicos y hasta psicológicos para hacer de manera más efectiva el proceso de alfabetización de los adultos.

Independientemente de convenios para evitar el desempleo, otra solución sería diversificar la oferta educativa de las normales. Con la reforma educativa se habla de tutores, evaluadores y asesores y “entonces sería fundamental que las normales respondan formando a profesionales con diversos perfiles”.

Aunque a nivel nacional los estudiantes se oponen al cierre de las normales rurales, estudios oficiales y de la iniciativa privada coinciden en que ya no hay suficientes plazas en el sistema de educación básica, pues se reinstaló a los comisionados.