Tribuna Campeche

Diario Independiente

Inaceptable, pedófilo en Instituto Mendoza

Amenazan paterfamilias con boicotear decisión del obispo

Que un cura acusado de pedofilia esté al frente del Instituto Mendoza pone en peligro la integridad moral, física y ética de los estudiantes, expusieron paterfamilias, al advertir que no inscribirán a sus hijos si el obispo José Francisco González González insiste en imponer como administrador a Francisco “El Bimbo” o “La Juanga” Velázquez Trejo.

El cura acusado de abusos sexuales a menores llegó ayer a las instalaciones de la institución, al iniciar el curso propedéutico y la venta de libros para el próximo ciclo escolar. Ingresó a las oficinas administrativas, y cuando los padres de familia le solicitaron una explicación sobre su presencia, los empujó, y les respondió con burlas.

Hasta el momento nadie nos ha indicado si la institución sigue siendo salvatoriana, pues están cambiando  uniformes y logos, lo que impactará económicamente, señalaron los padres. El obispo se ha negado a atendernos para explicarnos de la situación. La solicitud está reflejada en un documento, cuya copia está en poder de TRIBUNA.

El supuesto administrador, «El Bimbo» o «La Juanga» Velázquez Trejo tiene antecedentes de cura pederasta, y hay señalamientos de feligreses de las parroquias de Santa Ana, en la capital campechana, y en Hopelchén.

Exigieron que los salvatorianos continúen al frente de los colegios Instituto Mendoza y Preparatoria «Fray Angélico”, como se estableció en el convenio que firmó el obispo de la Diócesis de Campeche, en donde se indica que sería por 50 años, además de la iglesia de San José Obrero.

El obispo se niega a darnos la cara. Debe recordar que los colegios fueron forjados por maristas y el entonces obispo Ramón Castro Castro fue a Roma a invitar a los salvatorianos a administrarlos, y sacaron adelante estas instituciones, indicaron. González González exige obediencia, y no atiende a la legalidad de un contrato, que está obligado a respetar.

Como padres de familia tenemos el derecho de que se nos informe de los cambios en la escuela, pues por ello pagamos. No es justo que nos quiten a los salvatorianos y nos impongan a personas con antecedentes de pederastia. Eso nos preocupa e irrita, porque se cae en la inseguridad y el riesgo de perversión, sostuvieron.

Estos movimientos, abundaron, se hicieron en periodo vacacional. La Secretaría de Educación debería intervenir, por la grave decisión del obispo González. A Velázquez lo denunciaron por pedófilo en Santa Ana y Hopelchén y lo colocan en la Catedral. Si los padres dejan que sus hijos tengan relación con este tipo de gente, estamos perdidos, agregaron.

No estamos dispuestos a la humillación, y por eso queremos a los salvatorianos, por su notable trabajo. Si no hay explicación del porqué mueven ahora a maestros y otro personal, sacaremos a nuestros hijos del plantel.

Una escuela particular no se mueve sin padres y alumnos, que aportan dinero por las colegiaturas y otras cosas. Además, es mejor que estén en colegios que enseñen de acuerdo con el principio laico. Que los enseñen a pensar y a no ser dogmáticos.

Obispo dicta  normatividad

Se buscó la versión del obispo, y en un comunicado la Diócesis informó que a él corresponde «el derecho de vigilar y visitar las escuelas católicas establecidas en su territorio, aun fundadas o dirigidas por miembros de institutos religiosos, y le compete dictar normas sobre la organización de las escuelas católicas”.

El Instituto Mendoza y Fray Angélico son diocesanos a los que se confió en su administración (no como propietarios) a la Sociedad del Divino Salvador, salvatorianos. Se asegura que tuvo un par de encuentros con el superior provincial Piots Filas (quien supuestamente llegará de nuevo esta semana, aunque se sospecha llegó inadvertido) y se le invitó a seguir colaborando en atención pastoral y espiritual a los colegios. Él lo va a deliberar, según el comunicado.

La Diócesis, en tanto, se hace cargo de la administración y dirección de las escuelas. Se está recabando información completa del estado de las mismas. A su tiempo se informará, a quien  corresponda (personal, maestros, sociedad de padres de familia y más) y dirección de las escuelas. Esto confirma que el rector Andrés Kusiak quedó como figura decorativa, porque carece de autoridad y ahora se dedicará a oficiar misas en los colegios.

Sin denuncias padre Korczak

No existe ninguna investigación penal en contra del ex rector de los colegios salvatorianos Instituto Mendoza y Preparatoria «Fray Angélico», Sebastián Korczak, señaló anoche la vocera de la Fiscalía General del Estado, al desmentir los rumores que se corrieron el pasado fin de semana en ese sentido.

«Al menos hasta esta noche no hay ningún asunto que involucre en el área penal al padre Korczak, y no es de nuestra competencia la investigación de rumores”, precisó.