Inicio»Local»Ante maltrato del obispo, a Profeco

Ante maltrato del obispo, a Profeco

0
Compartidos
Google+

Tras reunirse con el obispo José Francisco González González, los padres de familia de la Preparatoria “Fray Angélico” señalaron que ante su trato descortés e insensible, acudirán a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) o a cualquier otra instancia, para hacer valer sus derechos como consumidores, porque no permitirán que sea violado el reglamento escolar.

Daniel Pech y Enna Muñoz relataron que en la reunión con González González, al que le entregaron un documento en que solicitan garantías de que no emprenderán  represalias contra los alumnos cuyos padres han manifestado su inconformidad por el cese del ex rector Sebastián Korczak, sus dudas no fueron despejadas.

El obispo ni siquiera respondió a las interrogantes por las que se encuentran sumergidos en conflicto dos planteles de la Diócesis de Campeche. Prevaleció su trato descortés e insensible, que no abonan a la pacificación a través del entendimiento, señalaron los representantes de los padres de familia.

Lo que tememos es que los maestros que se inclinan ante las decisiones equivocadas de González González, dejen caer la guillotina sobre nuestros hijos, sobre todo en el inicio del ciclo lectivo, que en esta escuela es la próxima semana. Podrían afectarlos en sus calificaciones, indicaron.

González González no respetó el reglamento que establece que ante los cambios en el plantel, los paterfamilias deberían ser informados. Tomó decisiones unilateralmente, cesó al rector Korczak e impuso a quien mejor le pareció, y a nosotros no nos parece.

Ante la carencia de voluntad para llegar a un arreglo, acudiremos a la Profeco y a cualquier otra instancia, para que este plantel se mantenga bajo la dirección de los salvatorianos, ya que durante la estancia de esta congregación mejoró sustancialmente no sólo la infraestructura, sino también la calidad educativa.

Pidieron la destitución de todos los docentes cuya conducta ha provocado la división de los padres de familia y sumergido al plantel en una crisis, que el obispo se niega a negociar para alcanzar solución.

De la reunión con González González salimos insatisfechos, porque no atendió ni aclaró dudas e inquietudes, no respondió por qué destituyó a Sebastián Korczak y menos se comprometió a mostrar el resultado de la supuesta auditoría al plantel y a cargo de qué empresa corrió. De la situación que guarda la preparatoria menos contestó.

Que Diócesis no afecte

De permanecer el cuestionado sacerdote Francisco “El Bimbo” o “La Juanga” Velázquez Trejo como administrador de las escuelas Fray Angélico e Instituto Mendoza, por decisión del obispo José Francisco González González, se profundizaría la división con los padres de familia, que desconfían de quien es señalado como presunto responsable de actos de pedofilia.

Así lo sostuvo el abogado Eduardo Potenciano Pérez, al destacar que los sacerdotes señalados por actos ilícitos graves están obligados a responder por sus actos.

A los curas Velázquez Trejo y Martín Mena Carrillo se les involucra en presuntos abusos y acosos sexuales cometidos en contra de ex seminaristas, cuando eran menores de edad. Por eso el malestar que causó la presunta designación de Velázquez Trejo como administrador de los colegios denominados salvatorianos, apuntó.

Los dos curas señalados por haber cometido actos ilícitos, tendrían que responder ante la sociedad, y como se está ante la presunción de  la comisión de un delito grave, toca a las autoridades competentes, como la Fiscalía General del Estado (FGE) investigar.

A pesar de que se trata de un presunto delito que pudo haber prescrito, no deja de señalarlo la sociedad. Lo más dañino es que la jerarquía católica o cualquier otra institución religiosa encubran delitos. Lo correcto sería que ponga a los señalados a disposición de las autoridades.

Potenciano Pérez consideró pertinente que los dos sacerdotes involucrados y el obispo respondan a las acusaciones. En el caso de José Francisco González González, es el mayor obligado, porque aunque no se le señala directamente,  debe tener el deber moral de salir a dar la cara por su iglesia y quienes la integran.

Lo deseable es que el obispo no interfiera en lo que tiene que ver con los colegios administrados por los llamados salvatorianos. Vemos que llegó con la intención de quitar y poner directores y de administrar directamente ciertas cuestiones, lo que no se vale.

Es evidente que si el obispo se aferra a imponer a Velázquez Trejo y a otros curas de similar conducta al frente de los colegios Fray Angélico e Instituto Mendoza, sin lugar a dudas provocará mayor división y que los padres de familia saquen a sus hijos, para no colocarlos en situación de riesgo, afirmó.

Noticia anterior

Sofocaron quemazón en embarcación camaronera

Siguiente noticia

Julieta ofrece luz en su nuevo álbum

50 Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *