Tribuna Campeche

Diario Independiente

La familia homoparental debe llevar seguimiento psicológico

Sociedad no está preparada para nuevas adopciones

Tras reconocer que en Campeche y en todo el país la sociedad no está preparada para los nuevos modelos de familia como las homoparentales, expertos señalaron la necesidad de evolucionar para aceptarlas, porque con la aprobación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ahora tienen los mismos derechos que las heterosexuales en materia de adopción.

Coincidieron que los traumas en los niños pudieran darse por el estigma social y recomendaron a este tipo de familias llevar un seguimiento psicológico para enfrentar los altibajos que pudieran presentarse en los métodos de crianza de los menores.

Enriqueta López Bustos, presidenta del Colegio de Psicólogos del Estado de Campeche y Región Maya, dijo que “culturalmente no estamos preparados para este cambio, la comunidad científica ha hecho estudios en otros lugares pero en México no, yo creo que la guerra es cultural y política por la cuestión ideológica y sociocultural de Latinoamérica”.

Señaló que vale la pena analizar la funcionalidad de las parejas porque las leyes y la sociedad pugnan por la seguridad del  menor.

Por su parte, Pedro Góngora Guerrero, abogado que labora en la Consejería Jurídica del gobernador del Estado, expuso que desde hace dos décadas el país ha transitado a una serie de reformas constitucionales importantes que ha venido adoptando esquemas garantistas en la Constitución, a raíz de determinados controles de convencionalidad.

Esto abrió las puertas a una serie de reformas sustanciales en las entidades federativas como el caso en el 2009 en el DF, cuando una reforma al Código Civil permitió los matrimonios entre personas del mismo sexo.

“Jurídicamente la Constitución prohíbe la discriminación y pone en un rango de igualdad en este caso al hombre y la mujer para poder accesar a esas instituciones que por mucho años, por cuestiones a lo mejor culturales o sociales y en algunos casos con estudios más profundos habían estado acortadas solamente a parejas heterosexuales”, comentó.

Dijo que según estudios documentados de psicólogos clínicos en educación en países como Estados Unidos, Francia y Suiza, se han opuesto a la adopción entre parejas del mismo sexo bajo el esquema que perjudican el crecimiento del menor y que puede acelerar la clarificación de su género en sí, sin embargo ahora en México es un derecho de este sector de la población, por lo que la sociedad tendría que adaptarse a estos nuevos esquemas de familia.

Mercedes Valladares Bautista, integrante del Colegio de Psicólogos del Estado de Campeche y Región Maya, señaló que es necesario analizar la estabilidad de la pareja así como evaluar la posibilidad del niño para adaptarse a una ambiente familiar.

Mario García, integrante y activista de la comunidad gay, dijo que este tema ha sido atacado principalmente por personajes de la Iglesia y llamó a la sociedad a no alarmarse ante estos nuevos modelos de familia porque a final de cuentas las leyes protegen al menor.

“Es un gran paso y logro que la SCJN aprobará la adopción entre personas del mismo sexo para demostrarle a la ciudadanía que sí podemos hacernos responsables de educar y criar niños”, recalcó al recriminar la discriminación que exista hacia este sector de la población.