Tribuna Campeche

Diario Independiente

No agrada a todos cierre vehicular de la calle 53

Algunas personas se quejan por falta de cajones de estacionamiento

Opiniones encontradas ha generado el cierre parcial de la calle 53 o del Comercio en el Centro Histórico, pues mientras algunos comerciantes aseguran que han tenido mejores ganancias, otros se quejan de no tener dónde estacionarse ni cómo meter sus mercancías.

En cuanto a los compradores, la mayoría se manifestó a favor del cierre, ya que así pueden caminar más tranquilamente debido a que las banquetas de esa arteria son particularmente peligrosas, por angostas y altas, que obligaron a hacer escaleras que quitaron más espacio.

Esteban López comentó que así puede caminar mejor y más seguro, hay policías en cada esquina y se siente más confiado para realizar sus compras, sobre todo en esta época navideña cuando todos traen dinero y quieren adquirir algún regalito o renovar su guardarropa.

En contraparte, a Iván Martínez le parece un tanto extraño, pues se trata de una importante arteria del Centro Histórico, y el cierre perjudica el libre tránsito de vehículos, además que para estacionarse lo tiene que hacer muy lejos.

“Si andas con hijos pequeños, es difícil hacerlos caminar o tener que cargarlos, aunque la vigilancia y la calma para ir de compras son beneficiosas en esta temporada de fin de año”.

Lo cierto es que el cierre de la 53 facilita el tránsito de las personas, les permite caminar tranquilamente viendo los aparadores y sin tantas prisas por tener que dar paso al que viene detrás; aparte que de alguna manera, el hecho de que haya policías en cada esquina brinda seguridad a los transeúntes.

Luis Fernando Suanca Horta, comerciante, indicó que han tenido beneficios y los potenciales compradores ya no se caen en las banquetas; aumentó un poco la venta que ya había bajado un 40%, y ahora esperan que con esto vuelva el Paseo de Reyes a esta concurrida vialidad.