Tribuna Campeche

Diario Independiente

Calla el obispo

Velázquez Trejo no ha dado la cara desde la semana pasada

El obispo José Francisco González González guardó silencio ante las preguntas sobre la denuncia penal del veterocatólico Luis Felipe Izquierdo Cundafé contra Francisco Velázquez Trejo y Martín Mena Carrillo, párrocos de Catedral y San Román.

Antes de oficiar misa en el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe se le preguntó si ahora sí separará del cargo a los curas acusados de pedofilia, al existir una denuncia penal. ¿Obedecerá lo que el Papa Francisco ordena al presentarse este tipo de casos?  ¿Guardará silencio a pesar de los hechos?

El representante de la Iglesia Católica en Campeche ignoró las preguntas. Sin detener el paso, el cual aceleró, ingresó al recinto religioso. Era tal su prisa que una de las sogas que aseguran el toldo instalado sobre la calle 10 B lo detuvo bruscamente por el cuello.

En tanto, no fue posible ubicar a Mena Carrillo, quien el fin de semana aseguró que no había recibido notificación de la denuncia o querella. “El silencio no siempre es una afirmación del todo, y por esa razón no declararé”, dijo en aquella ocasión.

Velázquez Trejo no ha dado la cara desde la semana pasada. Se ignora su paradero.