Inicio»Local»Habitantes del Sinaí no quieren a supuesto líder

Habitantes del Sinaí no quieren a supuesto líder

0
Compartidos
Google+

“Esa retroexcavadora él presumía que se la dio (Manuel) Bonilla por el trabajo que fue a hacer con su pandilla el 26 de febrero, cuando su reelección. Bonilla está involucrado”, denunciaron Elizabeth Calderón Gómez y Candelario Sánchez López, entre otros vecinos, al referirse al supuesto líder de la invasión Sinaí, Wilberth A.G. (a) “El Chango”.

Y reiteraron su acusación de ser el que generó la violencia en ese asentamiento irregular el pasado domingo 13 de marzo.

“No queremos que regrese, solo viene a generar violencia, y no lo vamos dejar”, señaló la fémina, y advirtió que los vecinos de la zona se han estado organizando para no permitir más abusos de Wilberth, a quien también señalaron de realizar cobros de piso, además de sacar con lujo de violencia a quienes les había vendido un lote para revender el mismo predio.

“A la señora que sacaron de su casa la querían amarrar y arrastrar por toda la calle para que sirva de escarmiento a todos los demás que no quisieran pagar. Era su idea”, recordó otro vecino que se negó a dar su nombre.

De acuerdo a la información que brindaron los mismos posesionarios, en el 2010 llegó Wilberth, y por medio de amenazas y hechos violentos se autonombró líder de la invasión. Incluso brindó sus “servicios” a Bonilla Carrillo en su pasada reelección.

Refirieron que actuaba en complicidad con María Z., y dos mujeres más, una identificada como Sonia, a quien conocen con el mote de “La Gorda”, y otra de nombre Rosalba.

“Lo presumía, decía que se sentía intocable. La retroexcavadora la tuvo dos semanas trabajando día y noche, vino y medio raspó la calle; exigía dinero a la gente atravesando la máquina, y si no pagaban entre 200, 300 y 500 pesos, no los dejaba pasar”.

También lo acusaron de entorpecer los intentos de diálogo con la propietaria del terreno para evitar la regularización y la certeza jurídica de las casas. En total hay cuatro hectáreas invadidas desde hace 15 años, mismas que dividieron en 300 lotes.

Pero desde hace dos semanas “El Chango” invadió cinco hectáreas más, por lo que empleó la retroexcavadora para abrir calles.

Noticia anterior

INAH realiza cobros indebidos, acusa CCE

Siguiente noticia

XV años de Itzel