Tribuna Campeche

Diario Independiente

Dan atención psicológica en albergue El Palomar

PDMMF colabora en investigación de suicidio de menor

Se brinda atención psicológica a los residentes del albergue “Rancho El Palomar”,  infrormó la representante de la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia (PDMMF), Alma Isela Alonzo Bernal.

Al señalar que existe colaboración con la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam) para conocer los motivos que orillaron al suicidio a un niño de dicho  albergue,  aclaró que este pertenece a una asociación civil, sin embargo no significa que el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) no pueda intervenir en relación a su funcionamiento.

Tras lamentar la situación, dijo que en conjunto con la Clínica de Psicoterapia del DIF y el Hospital Psiquiátrico, se implementó un plan de contención con el objetivo de otorgar atención psicológica y evitar afectaciones emocionales en el personal y los  25 residentes.

No obstante, desde finales del 2015 comenzó un proceso de revisión en los siete centros de asistencia social en la entidad, para verificar que cumplan con la Ley General para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (LGPNNA).

Es importante que cuenten con personal capacitado pues deben garantizar la integridad física y psicológica de las niñas, niños y adolescentes bajo su custodia.

De igual manera se hicieron valoraciones sin que se detectaran tendencias suicidas.

 

VERIFICAN

El DIF mediante la PDMMF ha dado cumplimiento al artículo 108 de vigilar que los centros de asistencia social cumplan con varios requisitos, entre estos que su  infraestructura tenga las dimensiones físicas acordes a los servicios que proporcionan; contar con medidas de seguridad y agruparlos de acuerdo a edad y sexo en las áreas de dormitorios, entre otros.

Finalmente, reiteró la colaboración con la Fgecam para saber los motivos que condujeron al menor a tomar tal decisión, e invitó a la población en general a acercarse al DIF, de tener alguna duda, acerca del funcionamiento de los albergues que actualmente mantienen una matrícula de 100 personas, entre niños, niñas y  adolescentes.