Inicio»Local»Habrá agua de calidad, pero deberán pagarla

Habrá agua de calidad, pero deberán pagarla

0
Compartidos
Google+

Se garantizará que los vecinos de los fraccionamientos Villas de Kalá y Altamira reciban agua de calidad, pero deben pagar por el servicio, pues el 60 por ciento en promedio es moroso, lo que representa un adeudo al Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Campeche (Smapac) por 235 mil pesos, aseguró el alcalde Edgar Román Hernández Hernández.

El edil reveló que su administración ha municipalizado cinco fraccionamientos para llevar los servicios públicos, mas no para exentar a los constructores de las irregularidades y el incumplimiento de la legislación en la materia.

En conferencia de prensa, donde dio a conocer la rehabilitación del Rastro Municipal por un millón de pesos y la suspensión de agua en el poblado de Lerma por mantenimiento de los equipos, señaló que una de las acciones de la Comuna es recepcionar los fraccionamiento que cumplen con las condiciones normativas, a fin de que los ciudadanos reciban los servicios públicos.

De su lado, el secretario del Ayuntamiento, Jesús Antonio Quiñones Loeza, dijo que no se trata de un trámite al vapor sin revisar que no se contravenga el Reglamento de Fraccionamientos, ya que los asuntos relacionados con las irregularidades en las construcciones, deberán ser resueltos por el fraccionador, la Comuna solo se encargará de los servicios públicos.

En tanto, el director del Smapac, Miguel Ángel García Escalante, agregó que en las pruebas de laboratorio realizadas al agua que sale de las tuberías de las viviendas de Villas de Kalá, fueron practicadas de manera deficiente, por lo que se realizarán nuevas, ya que las anteriores presentaron contaminación de residuos fecales.

“Las deficiencias en la construcción y las irregularidades como falta de plantas de tratamiento de aguas residuales, espacios públicos y áreas verdes, son círculos viciosos que deben ser revisados por los legisladores locales en la Ley de Fraccionamientos, para que en su modificación se conviertan en círculos virtuosos”, precisó el munícipe.

También informó que con una inversión de alrededor del millón de pesos, se rehabilitó el equipo del Rastro Municipal, recursos propios generados por el cobro del mercado principal y de la misma matanza de animales, que permiten que al día de hoy sea de alrededor de 100 cerdos al día.

“El pasado viernes y sábado se sacrificaron cerca de 200 animales. Esto es un logro para la ciudad, porque finalmente los que se mataban fuera del rastro no garantizaban que se hiciera con la higiene que marcan los estándares y parámetros de salubridad”.

Hoy, continuó el alcalde, los cerdos que consumimos los campechanos en la ciudad se sacrifican en el rastro, con las medidas sanitarias que marca la Cofepris.

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Inauguran muestra “Quiere su nombre en coreano”