Inicio»Local»Campeche, frente a riesgo ambiental

Campeche, frente a riesgo ambiental

0
Compartidos
Google+

La tala ilegal, la cacería furtiva y la depredación de especies marinas son algunos de los principales problemas ambientales que enfrenta Campeche, y a pesar de que el 40 por ciento de su territorio permanece bajo alguna figura de protección, cada año se pierden al menos 25 mil hectáreas de selvas, admitieron autoridades federales y estatales del ramo.

La representante legal de Marea Azul, Lourdes Rodríguez Badillo, consideró que en la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente este 5 de junio “no hay mucho que celebrar. Tal vez para las grandes financiadoras resulte decir que Campeche tiene una buena parte de su territorio con algún tipo de protección, pero está en el papel, en tanto la sociedad civil no participe activamente. Mientras no conozcamos las leyes que amparan nuestros recursos naturales para hacerlas valer, son letra muerta”.

El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Estado de Campeche (Semarnatcam), Roberto Iván Alcalá Ferráez, sostuvo que llegamos bien a esta celebración. “Campeche es un Estado que en términos ambientales tiene un sistema jurídico avanzado, con importantes instituciones que se han ido fortaleciendo. Hay cada vez mayor conciencia en el tema ambiental, y el marco regulatorio va mejorando”.

Rodríguez Badillo repuso que “como carmelita y como ambientalista, con más de 25 años de trabajo a favor del medio ambiente, puedo señalar que en Carmen, por ejemplo, lo que se ha hecho en cuanto a conservación y desalojo de invasores del manglar en la Isla, ha sido la sociedad civil presionando a los tres niveles de gobierno para que cumplan con su deber”.

Si algo tenemos que celebrar —destacó la representante de Marea Azul—, es que nosotros acotamos a la industria petrolera en el municipio de El Carmen, con el plan de manejo del Área Natural Protegida (ANP) Laguna de Términos, mismo que en muchas ocasiones han querido modificar y la sociedad civil no lo permite.

“Hemos sido muy drásticos cuando se trata de defender el entorno, y por eso creo que alcanzamos generalmente los objetivos que nos proponemos”, apuntó.

Ese plan de manejo del ANP establece que la industria petrolera, asentada desde finales de los setenta, se tenía que limitar a dar mantenimiento a lo ya existente, pero que no podía expandir sus actividades y mucho menos al interior de la Laguna de Términos.

EL OPTIMISMO

Optimista, Alcalá Ferráez manifestó que “hay más presencia del tema ambiental en la toma de decisiones en todas las actividades económicas. No es un sector, sino que se trata de un tema transversal que tiende a regular todas las acciones económicas que se realizan en el Estado, sobre todo en las actividades agropecuarias, pero también en las extractivas y las que tienen un impacto en el suelo”.

El 40 por ciento del territorio campechano, destacó, tiene algún estatus de protección. Campeche es un Estado vanguardia en materia ambiental, si se toma en cuenta además que la actual administración que encabeza el gobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas se ha comprometido a apoyar con todos los recursos disponibles.

Esta administración tiene un gran compromiso con el medio ambiente desde el primer día de actividades, y tratamos de que lo prometido se cumple.

La delegada de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rocío Abreu Artiñano, reveló que actualmente estamos preocupados con algunos temas ambientales, sobre todo lo que tiene que ver con las afectaciones que sufren las reservas de mangle en Ciudad del Carmen.

Ahí hemos comenzado operativos junto con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), porque se trata de una especie vegetal que tenemos que cuidar, por la importancia que reviste.

LA REALIDAD

Campeche ha estado perdiendo un importante número de hectáreas de zonas forestales por incendios y otras prácticas. La Semarnatcam estima que son 25 mil hectáreas las depredadas cada año.

El 60 por ciento de los incendios que se registran deriva de quemas no controladas o mal manejadas, y la otra parte tiene que ver con actividades antropogénicas, como personas que de manera criminal pretenden cambiar el uso de suelo sin autorización, para convertir áreas forestales en agropecuarias, o cazadores furtivos que en esta épocas de secas abundan.

La Profepa estima que la tala ilegal provoca pérdidas al año de 900 metros cúbicos de maderas comerciables, algunas especies protegidas, como el cedro y la caoba.

 Permanecen en riesgo 12 especies de flora y fauna

De las 247 especies de flora y fau­na que se encuentran en alguna categoría de riesgo en el país, 12 tienen presencia en territorio campechano como el jaguar, el tapir, dos especies de tortuga y dos de monos, bajo observación permanente, según autoridades ambientales.

Esas especies están incluidas en la NOM-059-Semarnat-2010, y de ese grupo de 12 especies presentes en el Estado, de acuerdo con el Programa de Conservación de Especies en Riesgo (Procer) de la Comisión Nacional de Áreas Naturales (Conanp) son prioritarias para su conservación.

Las especies en riesgo de desaparición son el jaguar, el tapir, las tortugas carey, verde o blanca y lora, el loro cabeza amarilla, los monos araña y aullador, el pecarí de labios blancos, los corales cabeza de ciervo y cabeza de alce y el manatí.

 

Noticia anterior

Tromba daña viviendas en Comunidad de Candelaria

Siguiente noticia

Prevén lluvias intensas en la entidad