Inicio»Local»Madres exigen cesar al maestro acusado de acoso

Madres exigen cesar al maestro acusado de acoso

0
Compartidos
Google+

Madres de familia de la Escuela Primaria “Ignacio Zaragoza” desconfían del proceso de investigación que efectúa la Secretaría de Educación en Campeche (Seduc) en contra del maestro W.B.E.R., por presunto acoso sexual, ya que no es la primera vez que lo suspende temporalmente con goce de sueldo y reincorpora en el sistema de educación básica.

Luego que la Seduc determinó la suspensión de dos servidores públicos, a W.B.E.R. por las acusaciones de presunto acoso sexual y al director, E.R.V., por omisión, ayer en el plantel se realizó la primera reunión entre autoridades educativas y algunos paterfamilias del sexto grado grupo “B”.

De acuerdo a Alondra Fons Puerto, estuvieron por la Seduc, la jurídica de Educación Básica, Ema Ávila Sosa; los psicólogos, Luis López Pérez y Arlette Zárate Casarez;  el subdirector de Educación Primaria, Román Alejandro Cuevas López; el licenciado Ricardo Uc Díaz, así como el supervisor de la zona que no tuvo participación.

Fons Puerto dijo que todo se llevó a cabo bajo hermetismo, “pues únicamente fui requerida en un aula para declarar, más no se tomó en cuenta la opinión de los  padres de familia de otros grados, quienes estaban presentes y exigían la suspensión definitiva del docente porque no es la primera vez que es señalado de acosar a los alumnos incluyendo a maestras”.

En el 2014 W.B.E.R enfrentó una denuncia formal ante la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam) por enviar fotografías a los alumnos estando desnudo y hacer insinuaciones a las maestras de la primaria “Guadalupe Chan Perera”, ubicada en la colonia Kanisté, donde laboraba y lo sacaron por la misma razón, recordó.

Sin embargo, a pesar de las pruebas presentadas nunca fue detenido debido al respaldo que le otorgó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la Seduc.

Por eso los paterfamilias consideran que sucederá lo mismo, nuevamente se le instalará en el sistema educativo público.

Aseguró que “una mamá antes de comenzar el ciclo 2016-2017 se vio obligada a sacar a su hija para inscribirla en otra escuela por temor; mi hijo de 11 años al igual que otros no acudieron a clases ayer al temer que aún se encontrara el maestro frente al grupo.

Es lamentable que las autoridades educativas solamente se dediquen a proteger a este tipo de personas. Él mismo presumió estar seguro de regresar a trabajar dentro de cuatro meses, comentó.

Asimismo, Dinoris Pérez Vera comentó que conocía de esta situación el antes subdirector de Educación Primaria, Santos Septimio Jiménez Montero, incluso se le pidió investigar al director para conocer el destino de las cuotas escolares ya que no se observó el mantenimiento de la infraestructura educativa, pero nunca se procedió.

Noticia anterior

Dramafest’ se realiza con éxito

Siguiente noticia

Río 2016