Inicio»Local»Tabletas electrónicas a mil 48 estudiantes

Tabletas electrónicas a mil 48 estudiantes

0
Compartidos
Google+

Al comprometerse a duplicar el padrón de beneficiarios de [email protected] de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedesyh), el gobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas entregó ayer tabletas electrónicas a mil 481 estudiantes de los niveles medio superior y superior de escuelas públicas con promedio de 9, con costo de cinco millones 347 mil 421 pesos.

En presencia de autoridades estatales, municipales y federales como Jorge Chanona Echeverría, titular de la Sedesyh; el alcalde Edgar Román Hernández Hernández y el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol),  Christian Castro Bello, indicó que este apoyo es recompensa a esa excelencia académica.

Siempre he estado atento a las necesidades en su entorno, apuntó. Por eso tengo muy claro qué apoyos se requieren para ofrecer más y mejores oportunidades en las escuelas, pero para procurarlo se necesita un gobierno moderno, eficaz, que rinda cuentas y sea transparente.

Además, “un gobierno que no solo hable de los jóvenes, sino que se comprometa con la juventud y la impulse a tener más y mejores oportunidades de desarrollo y mejor calidad de vida”, enfatizó ante 434 beneficiarios de Carmen, 432 de Campeche, 237 de Calkiní, 10 de Calakmul, 55 de Candelaria, 85 de Champotón, 88 de Escárcega, 73 de Helcelchakán, 55 de Hopelchén, 11 de Palizada y uno de Tenabo.

Chanona Echeverría indicó que a través de Unidos para el Crecimiento Educativo entregaron mil 481 tabletas a estudiantes de excelencia académica, de los 11 municipios de la entidad.

De esta manera se reconoce el esfuerzo académico de los estudiantes de escuelas públicas de nivel medio superior y superior, contribuyendo a la inclusión digital, y a la educación a través de las nuevas tecnologías, apuntó.

Para este gobierno, añadió, “es prioridad tener políticas públicas de igualdad de oportunidades, para crear escenarios en donde todos puedan prepararse”.

Noticia anterior

Se fue el “zorrito” de la Sagarpa

Siguiente noticia

Propósitos perversos del obispo