Inicio»Local»Terminan festejos en honor al Cristo Negro

Terminan festejos en honor al Cristo Negro

0
Compartidos
Google+

Entre expresiones de júbilo y fuegos artificiales terminaron las fiestas en honor al Cristo Negro de San Román, en el 451 aniversario de la escultura en Campeche, la cual fue cargada ayer por ocho custodios y salió por las tres puertas de la Iglesia del barrio del mismo nombre para ser llevada en procesión y bendecir mar y tierra de la entidad.

Con las tradicionales mañanitas entonadas por peregrinos de Tixkokob, Yucatán, despertó la feligresía sanromanera, y a partir de las 5 de la mañana comenzaron las actividades para finalizar las festividades. Durante el mediodía, decenas de creyentes visitaron el recinto religioso para agradecer milagros concedidos.

Florencio Olvera Ochoa, obispo emérito de Cuernavaca, Morelos, ofició la celebración eucarística, y convocó a “ser sencillos y no tratar mal ni ofender a los pobres, al contrario, vivan con alegría y amabilidad para alcanzar la misericordia de Dios”.

“Renuncien a las riquezas, a la deshonestidad y el egoísmo. Jesús dirige a los pobres porque no tienen nada, pero tienen fe. En la vida real, el pueblo de Dios está amenazado por la riqueza falsa, por eso debemos hacer el bien y esperemos la resurrección de Cristo”.

Al terminar la misa, las campanas comenzaron a repicar, al tiempo que los fuegos artificiales y los globos de Cantoya iluminaron al cielo. Comenzó la procesión con la imagen del Cristo Negro, primero por la puerta derecha, luego salió al frente y posteriormente a la izquierda.

Este acto es considerado por los fieles como una forma de bendecir a la ciudad, pues mira al mar y luego a la tierra. También se bendice a los pescadores, para que les vaya bien; a los campesinos, para que sus tierras produzcan, y a los pobladores, para que siempre estén llenos de fe.

Noticia anterior

Intercambian experiencias en Día del Trabajador Social

Siguiente noticia

Cabildantes no saben qué cuentas rendirá el alcalde