Inicio»Local»Castiguen a curas pederastas: PRD

Castiguen a curas pederastas: PRD

2
Compartidos
Google+

Los sacerdotes católicos Francisco Velázquez Trejo y Martín Mena Carrillo, denunciados penalmente y demandados civilmente desde el pasado 30 de noviembre de 2015 por el exseminarista Luis Felipe Izquierdo Cundafé, por el delito de abuso sexual y daño moral y psicológico, deben ser obligados a presentarse ante el Ministerio Público y los jueces para responder por los hechos que se les imputan.

Así lo exigió el secretario de la Diversidad Sexual del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD, José Antonio Medina Trejo, en visita a la entidad, en que opinó que registran inacción o son lentos los órganos jurisdiccionales y la Fiscalía General del Estado respecto a las denuncias en contra de los sacerdotes Velázquez Trejo y Mena Carrillo, de la Diócesis de Campeche.

Me parece que a estos casos se suma la disculpa cínica ofrecida hace unos días por Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, a niños abusados por sacerdotes.

Se trata de lamentable conducta hipócrita de la jerarquía católica en México, advirtió, porque por un lado hablan de amor, bondad, solidaridad y de lo que se supone que debe hacer un pastor en la Iglesia, y por otro lado callan ominosamente ante abusos de sacerdotes a menores y además fomentan discursos de odio.

De los procesos penal y civil que sigue el exseminarista Izquierdo Cundafé en contra de Velázquez Trejo y Mena Carrillo, por presunto abuso sexual cuando era menor de edad, el dirigente perredista insistió en que “deben enfrentar las leyes penales y civiles de la sociedad, aunque lamentablemente sabemos que jueces y otras autoridades temen a la supuesta influencia que pueda ejercer la Iglesia Católica. Es un poder fáctico que hace valer su influencia incluso en los tribunales.

En todo el mundo hay sacerdotes que se dedican a cumplir con la labor social de la Iglesia, destacó, pero también hay monstruos, lobos con piel de oveja y pederastas entre sus filas.

Son sacerdotes que abusan de menores no solo por ser homosexuales, sino que se aprovechan de su condición de ser los más desprotegidos, y a otros que no lo son  los pervierten. También está el ejemplo de las monjas violadas sistemáticamente en los conventos. Ellas callan por sus votos de silencio. Es terrible.

No todos los sacerdotes que abusan de menores de edad son homosexuales, señaló. Los votos de castidad que les impone la Iglesia Católica los convierte en ollas exprés, de abuso hacia los débiles, independientemente de si son niñas, niños o monjas, porque lo hacen por una condición estrictamente de naturaleza. Es antinatural la represión sexual y su abstinencia, porque provoca en muchos casos injustificables abusos.

Noticia anterior

Propina planazo a su tío

Siguiente noticia

Eliminan en Cotaipec los gastos superfluos