Tribuna Campeche

Diario Independiente

Llevan mañanitas a la Virgen de Guadalupe

Feligreses y peregrinos congregados en los alrededores del santuario de Guadalupe.

Decenas de creyentes acudieron ayer a cantar las tradicionales “Mañanitas” a la imagen de la Virgen de Guadalupe, que cumplió 485 años de haber aparecido ante Juan Diego en el Cerro del Tepeyac, donde le pidió que le construyera un templo en su honor.

Pese al frío y la amenaza de lluvia, el santuario mariano de la ciudad empezó a recibir a las 7 de la noche a grupos religiosos y gremios de empresas con vehículos adornados con flores y globos.

Vigilaron agentes de Protección Civil y policías estatales.

Peregrinos de interior del Estado y de Yucatán agradecieron milagros y cumplieron su promesa de ir y retornar de una parroquia a otra.

El presbítero Wilberth Palomo Carrillo, quien encabezó la procesión de seminaristas, ofició misa y exhortó a mantener viva la fe en María, “la madre de todos, quien cuida de nosotros y quiere que nos encontremos con Dios”.

Oró porque los peregrinos que siguen en las carreteras rumbo a sus hogares lleguen con bien, y pidió rezar para que La Guadalupana ilumine su camino y tomar el ejemplo de San Juan Diego, quien siempre mantuvo viva su fe.

Luego de la ceremonia litúrgica, músicos, coro del santuario y feligreses entonaron La Guadalupana, En tu Día, Cielito Lindo y Las Mañanitas, mientras los fuegos artificiales iluminaron el cielo y las veladoras fueron encendidas.

Algunos creyentes hicieron fila para besar la imagen de la Emperatriz de América, al tiempo que niños vestidos de Juan Diego iban junto a sus padres.

Ya en horas de la madrugada, la gente comenzó a retirarse, mientras los peregrinos se acomodaban en el parque, para dormir. El viaje de retorno a sus hogares lo harán hoy.

Datos preliminares indican la atención a más de ocho mil provenientes de Chiapas, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Quintana Roo, a los que se ofrecieron poco más de 16 mil raciones de alimentos.