Tribuna Campeche

Diario Independiente

Tiene Campeche una alerta de género en violencia económica

Las principales causas de violencia en Campeche son la sexual, la institucional y la económica

Las principales causas de violencia en Campeche son la sexual, la institucional y la económica, de esta última, el pasado 5 de diciembre una asociación civil promovió una alerta de género que permitirá hacer un estudio de casos para conocer la situación que se guarda en el Estado, informó la coordinadora de la Red de Observatorio contra la Violencia de Género, Argentina Casanova Mendoza.

Recordó que el Observatorio tiene una solicitud en violencia sexual que lleva su curso. “Pero en efecto, el pasado 5 de diciembre, la Comisión Nacional de Atención a la Violencia contra las Mujeres (Conavim), publicó en su página la convocatoria para integrar el grupo de trabajo e investigar las condiciones de violencia contra las mujeres de Campeche”.

Explicó que esta solicitud se realiza por violencia económica contra las mujeres indígenas y fue promovida por una organización que ha atendido la problemática de Puebla y Tlaxcala.

Casanova Mendoza destacó que el propósito de esta alerta es visibilizar la situación de violencia contra las mujeres, en este caso de tipo económico, la falta de acceso a los recursos económicos, materiales, laborales y condiciones que le permitan el desarrollo pleno.

“Todos sabemos que cuando se restringen los recursos económicos dan desnutrición, problemas de salud, falta de acceso a condiciones de vida digna, vivienda y otros aspectos de marginación. Todo esto se aduce en la alerta de género emitida para Campeche”.

Explicó que este proceso incluye seis etapas, la primera es la solicitud de alerta de género ante Conavim. En el tercer momento el aval para el estudio y en el cuarto se emite la convocatoria para la integración del grupo.

“Lo que sigue es la integración del grupo, la solicitud de estudios, estadísticas y bancos de datos que muestren que se ha cumplido con la atención a esta situación”.

Se presenta un informe y el resultado puede ir en dos sentidos, uno que efectivamente hay condiciones graves de violencia o que las condiciones son de preocupación y otorgan un plazo a las autoridades para subsanar esas deficiencias.